Los galeristas deciden participar en Arco siempre que Ifema les devuelva el poder ejecutivo

El acuerdo, que permite la celebración de la 28ª edición de la feria, se formalizará mañana

Las incógnitas sobre el futuro inmediato de Arco parece que han acabado. La asamblea de galeristas, con 60 representantes de los 118 participantes ha decidido este lunes por la mañana asistir a la 28ª edición que se celebrará del 17 al 21 de febrero. Eso sí, con condiciones. La fundamental es que los galeristas recuperen la capacidad ejecutiva que la actual dirección de Ifema les había arrebatado tras la llegada de Luis Eduardo Cortés. El acuerdo se formalizará este martes a las 11.00 en una reunión con representantes de ambas partes en ifema.

Los galeristas exigen además que el comité actual prorrogue su trabajo durante un año más como mínimo y que participe en la transformación que claramente necesita la feria más importante de arte contemporáneo que se celebra en España. Los galeristas han tomado estos acuerdos durante una reunión de cuatro horas de duración celebrada en el Círculo de Bellas Artes. Por la tarde, se han reunido en el hotel Ritz de Madrid con los máximos responsables de Ifema: Luis Eduardo Cortés, presidente del comité ejecutivo; Fermín Lucas, director general de Ifema y Lourdes Fernández, directora de Arco Madrid. En esta cita, se ha acordado rematar mañana la operación que acabará con la guerra abierta de los galeristas con los dueños de la institución ferial de Madrid.

Más información
Arco, reinventarse o morir
Barbié se descuelga de Arco
Arco 2010, en peligro
"Si abandonan Arco, buscaremos a otras; hay un centenar a la espera"
Las galerías responderán en bloque a Ifema

Ángel Samblancat, de la galería Polígrafa de Barcelona, ha resumido la situación lamentando, de entrada, que la feria ha sufrido ya un daño irreparable. La feria se celebra, pero el efecto frente a los coleccionistas es muy negativo. Ha comunicado la dimisión de Anthony Reinolds (Londres) dentro del comité y ha añadido que intervenciones autoritarias como las que los galeristas han sufrido, sólo desprestigian a una feria ya débil como es Arco.

El enfrentamiento entre Ifema y los galerista se produjo cuando la institución ferial decidió incluir por su cuenta cuatro establecimientos que habían sido rechazados por el comité de galeristas: Victor i fills, Manuel Mayoral, Cayón y Manuel Barbier. Las declaraciones de Luis Eduardo Cortés asegurando que Arco era de Ifema y no de los galeristas condujeron a tal una situación de tensión que se llegó a temer por el futuro de la feria.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS