Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los Cineastas contra la Orden no tienen ni idea"

El mundo del cine español reacciona al parón que la decisión de Bruselas provocará en los rodajes

GERARDO HERRERO - Productor y director

“Esta decisión de Bruselas ha sido producida por la idiotez de algunos de los Cineastas contra la Orden que no tienen ni idea de lo que hacen y tiran piedras contra su propio tejado. Muchos de esos firmantes lo único que saben es chupar del bote y hacer películas que no interesan a nadie. Por supuesto que los rodajes se pueden ver afectados y también nuestra credibilidad, pero según mis abogados, a los que he consultado esta mañana, la decisión de la Comisión Europea no aula la orden ministerial, que sigue estando en vigor. Ahora depende de la presión que ejerza el Gobierno de España para que el trámite sea lo más rápido posible”.

LOLA MAYO- Productora y firmante de Cineastas contra la Orden

“Lo que ha hecho el director general del ICAA, Ignasi Guardans, es una temeridad. En contra de lo que han hecho otros países como Francia, Alemania o Hungría que fue la de mantener la orden anterior mientras se negociaba con Bruselas la nueva, este hombre ha decidido publicar la nueva sin contar con el visto bueno de la Comisión Europea. Me parece un error administrativo y político gravísimo. Si no se hubiera retirado la anterior orden se podían perfectamente convocar las ayudas. Esto nos hace mucho daño y, por supuesto, no era nuestro objetivo. El señor Guardans se ha quedado sin marco legal para convocar las ayudas”.

JAVIER REBOLLO - Director de Lo que sé de Lola y La mujer sin piano, y firmante de Cineastas contra la Orden.

“El manifiesto de Cineastas contra la Orden ha sido firmado por muchas personas. Hay firmantes como Ventura Pons que rueda una película en catalán por año, otro como Fernando Trueba que tiene un oscar y que, a pesar de lo que están diciendo algunos por ahí, no ha retirado su firma. También está el montador de Ágora, la última película de Alejandro Amenábar y Luis Miñarro, el director y productor que más películas ha colocado en los últimos años en Cannes. No son buenas las descalificaciones personales. Hemos ejercido un derecho democrático. Las alusiones que hemos enviado a Bruselas son las mismas que presentamos con anterioridad a la ministra y al director general del ICAA y no hemos sido atendidos. Hemos elevado un escrito, no una denuncia, a la Comisión Europea, que no estaba obligada a contestar. Si lo ha hecho es que quizás piensa lo mismo que nosotros que en la orden ministerial se ha puesto menos el acento en el aspecto cultural que en el industrial. Es muy injusto que nos acusen de la decisión de Bruselas. Somos igual de perjudicados por un procedimiento que se ha hecho mal desde la Dirección General del ICAA”.

ÁLEX DE LA IGLESIA - Director y Presidente de la Academia de Cine

“Ante todo, tranquilidad, que haya paz. Nada es perfecto, pero la Ley del Cine es lo mejor que tenemos para que nuestra cinematografía crezca y se desarrolle la industria. Posiblemente mi rodaje -y el de muchos otros- se va a ver afectado por esta decisión. Todos los proyectos se van a resentir, pero yo soy optimista, creo que se va a solucionar en breve y que estamos en el mejor año del cine español”.

ENRIQUE GÓNZALEZ MACHO - Distribuidor y exhibidor

“No hay vacío legal. La legalidad está en lo publicado en el Boletín Oficial del Estado hasta que no se pronuncie la autoridad de Bruselas. Si Bruselas decide modificar esa legalidad y sale otra norma de rango igual o superior se cambiará.. Otra cosa es que la política del Ministerio de Cultura decida retrasar la aplicación, pero la realidad es la que publica el BOE”.

SINDICATO DE TÉCNICOS AUDIOVISUALES

"Si la orden ministerial era ya preocupante en su redacción, en este momento es motivo de alarma. Esa es la palabra que mejor describe el estado de ánimo de los técnicos del sector audiovisual, después de que anoche se conociera la noticia de la paralización de las ayudas al cine español por orden de Bruselas para revisar ciertos aspectos de la orden y pedir explicaciones. Desde TACE, el sindicato de los técnicos de cine y televisión, requerimos una explicación por parte de las autoridades de Cultura, para saber en qué posición estamos, cuáles son las perspectivas y, sobre todo, pedimos una convocatoria urgente al diálogo de las diferentes partes que intervenimos en la producción audiovisual para reconducir con urgencia esta situación. Si el llamado “procedimiento rápido o simplificado” por el que optó el Ministerio de Cultura al publicar la Orden en el BOE sin la autorización de la Unión Europea (tal como lo establece la propia Ley del Cine en su Artículo 20, apartado 3) nos deja en una situación de desamparo y vacío legal, es lógico y objetivo pensar que las convocatorias no se podrán realizar hasta que el gobierno aclare la situación con Bruselas. Los trabajadores del sector sentimos un perjuicio directo porque el trabajo se retrasa en el marco de una situación general ya de por sí alarmante. TACE ya advirtió al director del ICAA Ignasi Guardans que la Orden Ministerial por la que se regulan las ayudas, provocaría una reducción drástica del número de producciones cinematográficas y aumentaría gravemente el nivel de paro en el sector al concentrar las ayudas en producciones de gran presupuesto, supuestamente comerciales, que no asegurarían la mejora de la cuota de mercado del cine español si no se solucionan los problemas de distribución. Pero la situación actual es aún peor. El bloqueo de Bruselas a la orden ministerial podría ser gravísimo si el gobierno no responde con rapidez. Dialogar con urgencia y rectificar en los aspectos que han provocado este bloqueo es fundamental para el futuro de nuestro sector".