Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía busca un potente anestésico en la clínica del médico de Jackson

El abogado del facultativo asegura que la orden de registro corresponde a una investigación por homicidio

La clínica del doctor Conrad Murray, el médico que se encontraba con el cantante Michael Jackson cuando este murió, ha sido registrada por agentes de la Drug Enforcement Administration (DEA), la agencia oficial estadounidense encargada de la lucha contra el narcotráfico. Un agente anónimo ha declarado a Reuters que las pesquisas se centran en un potente anestésico llamado Propofol. El abogado de Murray, Ed Chernoff, ha difundido un comunicado en el que asegura que en la orden de registro se explicita que se trata de una investigación por homicidio.

Jackson, murió el pasado 25 de junio a los 50 años tras un paro cardiaco en su mansión alquilada en Los Ángeles, sólo una semanas antes de una serie de 50 conciertos en Londres. Al menos 12 agentes de la DEA y miembros del departamento de policía de Los Ángeles han entrado en la Clínica Médica Armstrong al noreste de Houston, según una emisora local de televisión afiliada a la cadena ABCNews.

Los efectivos de la agencia antidroga han entrado en el centro médico con una orden de registro para colaborar en la investigación la policía de Los Ángeles realiza sobre la muerte del cantante de Thriller, ha confirmado el portavoz de DEA Rusty Payne, quien rechazó dar detalles acerca de qué buscan los agentes. Sin embargo, un miembro de las fuerzas de seguridad, que desea mantenerse en el anonimato, ha señalado que la búsquda se centra en el citado Propofol. Esta sustancia ha sido reiteradamente nombrada en los medios como el fármaco que, se supone, Jackson estaba consumiendo.

El abogado de Murray, Ed Chernoff, ha difundido un comunicado, recogido en el portal TMZ.com , en el que asegura que en la orden de registro se explicita que se trata de una investigación por homicidio. Este es el texto del comunicado: "Podemos confirmar que una orden de registro se ha ejecutado en las oficinas del doctor Murray en Houston, Texas. Hemos revisado la orden y permanecido en las instalaciones mientras la inspección se llevaba a cabo. La inspección ha sido dirigida por agentes de la DEA, dos detectives del departamento de policía de Los Ángeles y agentes de la policía de Houston. La orden de registro autoriza a los agentes de la ley a buscar y aprehender objetos, incluidos documentos, que en su opinión constituyan una prueba de un delito de homicidio. Los agentes concluyeron su registro hacia las 12.30 hora local [19.30 hora peninsular española] y se fueron con una copia del disco duro de una computadora y 21 documentos. Ninguno de estos había sido requerido previamente por las fuerzas de seguridad o por el juzgado".