El médico niega que inyectara morfina a Jackson poco antes de morir

El cardiólogo Conrad Murray dice que se encontró al artista inconsciente en su habitación.-Practicada una segunda autopsia al cuerpo de Michael Jackson a petición de su familia

El médico personal de Michael Jackson, el cardiólogo Conrad Murray, que practicó los primeros auxilios al cantante en su mansión de Los Ángeles, ha desmentido que inyectara a la estrella del pop el fármaco Demerol, una morfina sintética para calmar el dolor, poco antes de su muerte por paro cardiaco, tal y como baraja la policía. "Es absolutamente falso", ha rebatido uno de los abogados de Murray en declaraciones a Los Angeles Times.

"No hubo Demerol ni Oxycontin", ha dicho Edward Chernoff, que estuvo presente en la entrevista de tres horas que mantuvo la policía de Los Ángeles con su cliente en busca de pistas para aclarar las circunstancias exactas en las que se produjo la misteriosa muerte del rey del pop.

Más información

Según la versión ofrecida por el doctor a los agentes, éste encontró a Jackson "inconsciente" y tumbado en su habitación cuando entró a ella de manera "fortuita". "No respiraba. Le tomó el pulso. Tenía un pulso muy débil en su arteria femoral. Fue entonces cuando le aplicó un masaje cardiorespiratorio (CPR)" sin éxito, ha explicado el letrado. Más aún, según su representante legal, Murray fue quien sugirió a la familia la petición de una segunda autopsia al cadáver del autor de Thriller. "Fue él quien sugirió a la familia mientras estaba en el hospital que buscaran una autopsia independiente. No entendía por qué Michael Jackson había muerto", ha dicho su abogado.

"El doctor Murray es considerado como un testigo de los hechos que rodean la muerte de Michael Jackson y no es un sospechoso", declaró horas antes la firma legal Stradley, Chernoff & Alford,que representa al médico, en un comunicado.

Algunos especialistas en Estados Unidos han señalado que Murray pudo incurrir en un error médico al realizar las primeras maniobras de reanimación a Jackson en la cama y no en una superficie rígida, como el suelo, tal y como se desprende de la conversación teléfonica que mantuvo el servicio de emergencias 911 y la persona que llamó para alertar sobre el estado de salud del artista antes de que falleciera en el hospital.

Segunda autopsia

La familia de Jackson se reunió el sábado en la casa de los padres del artista en Los Ángeles para preparar el funeral y para pactar una estrategia común que culmine con el esclarecimiento de la muerte del rey del pop. Para ello, y después de que el primer examen no lograra arrojar pistas sobre las causas que provocaron su infarto, solicitaron la realización de una segunda autopsia al cuerpo del artista que se practicó durante la madrugada del domingo (hora española) en Los Ángeles.

La primera autopsia fue incapaz de ofrecer una solución al misterio de la muerte de Jackson. La única pieza que aportó para reconstruir el rompecabezas fue que el cuerpo del autor de Billie Jean y Thriller no presentaba señales de violencia, por lo que se descartaba definitivamente la siempre remota hipótesis del crimen. Harán falta más análisis toxicológicos, que no se conocerán hasta dentro de "cuatro o seis semanas", para arrojar luz sobre la muerte de la estrella.

El reverendo Jesse Jackson, que está ejerciendo el papel de portavoz de la familia, ha explicado a la cadena CNN que "ahora mismo no hay tranquilidad (en la familia). No sabemos qué pasó y necesitamos saberlo. Michael no estaba enfermo antes del miércoles por la noche. Tampoco estaba débil", ha dicho desatando los rumores sobre una posible mala praxis médica en la administración de fármacos a Jackson, a escasas dos semanas de su esperadísimo regreso a los escenarios con 50 conciertos en Londres. En concreto, se especula con la posibilidad de que al cantante le fuera inyectado el narcótico Demerol para calmar el dolor poco antes del accidente cardiovascular que lo fulminó.

Jesse Jackson no se ha andado por las ramas y ha señalado como principal sospechoso a Murray. "¿Cuándo llegó el medico a casa? ¿Qué hizo? ¿Le puso una inyección? ¿Si fuese así, con qué medicamento? ¿Cuántas veces estuvo en el escenario de la muerte? ¿Antes y después del paro cardiaco? ¿Usó Demerol? Es una droga muy potente...¿se la inyectó una o dos veces?", han sido alguno de los interrogantes que ha dejado en el aire el político demócrata en una entrevista concedida a la web de la cadena ABC.

Jesse Jackson, junto a su hijo Yusef DuBois Jackson, habla con el padre de Michael Jackson en la casa de la familia del artista
Jesse Jackson, junto a su hijo Yusef DuBois Jackson, habla con el padre de Michael Jackson en la casa de la familia del artistaAP
Conrad Murray, médico personal de Michael Jackson, en 2006.
Conrad Murray, médico personal de Michael Jackson, en 2006.AP
El portal TMZ difundió este viernes la grabación de la llamada que se hizo desde la casa de Michael Jackson al servicio de emergencias para solicitar una ambulanciaAGENCIA ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción