Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El libro electrónico en catalán es una realidad

Las editoriales Angle, Bromera y Cossetània vuelcan sus fondos en una web para ofrecerlos en formato digital

Son sólo 20 títulos, pero son los primeros libros en catalán que pueden leerse en formato electrónico. Las editoriales Angle, Bromera y Cossetània han presentado la plataforma Edi.cat, desde la cual puede accederse a todos ellos, y descargarlos en lector digital, en el e-book, o en nuestro ordenador. Las tres editoriales independientes han optado por crear un nuevo portal de comercialización de libros electrónicos, según Jordi Ferré, gerente de Cossetània, "ante la situación de cambio en la que se encuentra el sector del libro". Se trata de la primera iniciativa en Cataluña y una de las primeras en toda España.

Desde el portal Edi.cat, los usuarios tendrán que identificarse la primera vez y a sus dispositivos de lectura (el e-book, el ordenador, el portátil o el móvil). Después podrán acceder a la oferta de libros en ese momento (a lo largo de este mes se añadirán 20 ó 30 títulos más, y la idea es incorporar en el futuro el fondo completo de las tres editoriales) y adquirir cualquiera de ellos previo pago de un código de descarga. El material podrá verse en un máximo de cuatro lectores, pero no podrá visualizarse en ningún otro soporte que no esté inscrito, ni mandarse por correo, para evitar la piratería.

Según los responsables de las tres editoriales el cambio de formato permite abaratar el coste de cada libro entre un 30 y 40% respecto al papel, lo que implica que los precios se sitúen entre los 8 y los 12 euros por ejemplar, aunque, coincidiendo con los primeros días podrán comprarse algunas obras por un euro. Que el formato en digital sea más barato no repercute en las ganancias del autor, porque percibe más porcentaje del digital (un 16% del precio de venta), de modo que el autor "recibe lo mismo" de una venta en digital o en papel, aseguraron los editores.

Más capacidad, en un formato cómodo

Según Josep Gregori, editor de Bromera, "existe un cierto rechazo a este tipo de iniciativas, pero el futuro será la convivencia entre los dos tipos de libros. Nosotros sólo iniciamos un nuevo canal, pero los contenidos son los mismos", dijo Gregori que se confesó antilibro digital hasta hace muy poco, pero que ha acabado convencido. Según él las ventajas del nuevo soporte frente al tradicional de papel son: el centenar de libros que puede albergar, la inmediatez para comprarlo, la comodidad y el confort y la lectura agradable, gracias a la tinta digital que permite leer en cualquier situación ambiental y al hecho de que podemos aumentar o disminuir el tamaño de la letra, e incluso editarla a nuestra conveniencia.

Según los responsables de las tres editoriales "la irrupción del libro digital conllevará el inevitable retroceso del tradicional", y, pese a estar convencidos de que el futuro del libro se encara al digital, los tres directivos confiaron en que el papel no desaparecerá. "Es una situación de cambio", afirmó Jordi Ferré.

Los libros están editados siguiendo el modelo más extendido en Europa, el Mobipocket, un "formato de lectura muy intuitivo y fácil de utilizar" pero está previsto incorporar el formato Epub que también está en el mercado.

Entre los libros que se pueden encontrar están La vostra sang, de Francesca Forrellad, El coleccionista de Fades, de Josep Ballester o Vilaniu, de Narcís Oller. Y en cuanto al precio de los e-books que ofrecen desde esta plataforma, el usuario los puede encontrar entre los 280 euros, el más barato a 699 el más caro.