Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Ismael Serrano sigue soñando

El cantautor que acaba de sacar su último disco, 'Un lugar soñado', ha charlado con los lectores de ELPAÍS.com

Ismael Serrano, cantautor de referencia en los 90, vuelve con más ilusión que nunca demostrando que El lugar soñado estará donde la "prioridad serán las necesidades reales de la gente y no tanto las del mercado. Los políticos serán aquellos que movidos por su vocación de servicio al ciudadano, por sentimientos de solidaridad, funcionarán como altavoz de las exigencias de la gente, serán representantes de la voluntad real del pueblo en una democracia verdaderamente participativa".

En este sentido, este último disco grabado durante el concierto del pasado mes de Junio en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires fue para el madrileño la ocasión de "plasmar cosas que no consigues en un estudio" como "la puesta en escena tenía una carga teatral de la que me apetecía dejar constancia". Sin embargo, Ismael Serrano reconoce que tocar en casa, en este caso en el Palacio de Congresos el día 20 de diciembre, es algo bastante especial y que "la responsabilidad es mayor por tocar delante de los familiares y amigos más íntimos entre los que he crecido, ante la gente que me vio dar los primeros pasos, por tocar en casa en definitiva". Además, el cantante ha señalado que no "faltarán los guiños" en su concierto.

Por otro lado, Ismael Serrano subraya que el panorama actual de la música trata a los artistas como algo "de usar y tirar" por lo que se siente un "privilegiado" por el mero hecho de poder seguir trabajando "en este oficio" y aclara que la carrera de un músico "debiera basarse no tanto en un hit radiofónico si no en una carrera construida sobre el esfuerzo, el repertorio, las giras, la coherencia".

En cuanto a la política se refiere -algo que ha acompañado siempre a sus canciones- el músico recalca que "jamás" ha participado en "la campaña de apoyo al PSOE (que no estuve en lo de la ceja, vamos)" y reconoce pertenecer "a la parte de la izquierda más crítica y exigente que rara vez tiene acceso al poder político" aunque actualmente confiesa no encontrar proyectos políticos que le entusiasmen.