Se publican los cuentos inéditos de Guy de Maupassant

El traductor José Ramón Monreal ha vertido al castellano todos los relatos del autor francés

Con la pretensión de ser la edición canónica en español, acaba de publicarse un amplísimo volumen que reúne los cuentos esenciales del gran narrador naturalista francés Guy de Maupassant, con el setenta por ciento de relatos inéditos y doce ilustraciones que recogen el espíritu misterioso de este autor. Editado por Mondadori, en su colección de grandes clásicos, este bello volumen de casi 1.300 páginas, ha sido traducido por José Ramón Monreal, experto en literatura francesa y traductor de la obra de Balzac. Monreal ha hecho una traducción totalmente nueva de todos los cuentos de este célebre autor del siglo XIX, quien, tras intentar quitarse la vida en varias ocasiones en 1892, murió en un un psiquiátrico en pleno delirio, en julio de 1893, de una parálisis general.

El libro, con un total de 140 cuentos ordenados cronológicamente, se abre con el primero que publicó en 1879, El papa de Simón, que corresponde a una etapa mas realista, y se cierra con los últimos, donde ya presenta sus delirios y obsesiones, como lo fantástico y esotérico, y con los que entra en la literatura del siglo XX, en palabras del editor del volumen, Andreu Jaume. Esta edición, que incluye grandes imágenes en color de Ana Juan, dibujante y colaboradora de la revista The New Yorker muestran la atmósfera misteriosa, existencial y mágica de sus cuentos, y está basada en los cuentos completos de La Pléiade.

Antología de narrativa breve

"Este libro nace por la carencia en el mercado editorial. Aunque Maupassant es conocido y editado, porque se han publicado sus novelas y casi siempre las mismas antologías de sus cuentos breves, los más conocidos, existían cantidad de piezas inéditas en castellano que era necesario publicar, y ya era el momento de hacer una buena antología en castellano de su narrativa breve", explica Andreu Jaume. Entre los cuentos que por primera vez se publican en español destacan La madre de los monstruos, Infanticidio, Lo horrible, Un joven soldado, Quién sabe o La sepulcral.

Discípulo de Flaubert, su mentor, y según las malas lenguas su padre biológico, dato que niega tajantemente el editor, Maupassant está considerado un gran explorador del alma humana con la palabra justa, ni una más ni una menos, con un bisturí como pluma con el que pone en el papel las miserias de la sociedad y los hombres. "Primero desde el realismo y después tocando lo fantasmagórico, lo onírico y hasta lo psicoanalítico, exploró toda clase de caminos en la literatura.

Todo ello alimentado con la experiencia de su propia vida", precisa el Andreu Jaume. Maupassant, gran vividor y mujeriego, aunque nunca se enamoró, nació en el seno de una familia medio aristocrática. Tuvo una madre neurótica y un padre también mujeriego que le indujo a ingresar en el ministerio de Instrucción Pública. Allí trabajó y luego lo abandonó para dedicarse a la literatura de manos de su maestro Flaubert. Su hermano también se suicidó. Toda una calamitosa situación mental que al parecer se explica por una enfermedad venérea contraída por su padre.

EFE
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS