Reportaje:

El Festival de Cine Español de Australia rinde homenaje a Maribel Verdú

'7 mesas de billar francés' abre la programación que sirve de presentación en sociedad del Instituto Cervantes de Sidney

Carlos Saura, Pedro Almodóvar y Julio Medem. Estos eran los tres únicos nombres que los cinéfilos australianos conocían del cine español hace poco más de una década. Actualmente, la lista de directores conocidos es amplia y aumenta año tras año gracias al Festival de Cine Español de Australia (www.spanishfilmfestival.com) con sede en Sidney, Canberra, Melbourne, Brisbane y Perth.

Dirigido desde su creación por la cineasta vasca residente en Australia Natalia Ortiz, el festival, servirá este año de presentación en sociedad del Instituto Cervantes de Sidney, que tiene previsto abrir sus puertas el próximo septiembre. Maribel Verdú es la protagonista de la 11ª edición, que inició el pasado miércoles (7 de mayo) con la proyección de Siete mesas de billar francés, de Gracia Querejeta, filme con el la actriz ganó este año el Goya a la mejor interpretación femenina y que abre el ciclo de cinco películas Belle Epoque, de Fernando Trueba; ¿Y tu mamá también?, de Alfonso Cuarón; Oviedo Express, de Gonzalo Suárez; y El niño de barro, de Jorge Algora con el que se le rinde homenaje.

Más información
"Los australianos ya no esperan que haya flamenco en el cine español"
Australia rinde tributo a Luis Buñuel

El festival, que se prolongará hasta el 28 de mayo y que este año por primera vez concederá un premio a la más valorada por el público, centra este año su programación en el cine fantástico y de terror? El orfanato, de Juan Antonio Bayona, película elegida para la clausura; Rec, de Jaume Balagueró y Paco Plaza; El rey de la montaña, de Gonzalo López-Gallego; La habitación de Fermat, de Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña; y La zona, del mexicano Rodrigo Plá y en los nuevos realizadores con la presentación de las opera primas de Jaume Mateu Adrover (Fuerte Apache), los hermanos Ulloa, Tristán y David (Pudor), Álvaro Begines (Escándalo, ¿Por qué se frota las patitas?), Tom Fernández (La torre de Suso), Roser Aguilar (Lo mejor de mí), Jaime Rosales (La soledad), José Enrique March (Escuchando a Gabriel), Max Lemcke (Casual day), el mexicano Sebastián Silva (El viaje de la Nonna), el colombiano Felipe Martínez (Bluff), además de Bayona y Plá, cuyos filmes se exhibirán en la sección de cine fantástico y de terror.

También se han programado los estrenos internacionales de tres producciones: Enloquecidas de Juan Luis Iborra, estrenada en España el pasado 11 de abril; el documental sobre la inmigración ilegal de niños marroquíes Quemando el estrecho, de Eva P. Fernández y Mario de la Torre; y el corto de animación Tadeo Jones y el sótano maldito. La proyección de largometrajes, en total 25, de los que 21 son producciones de 2007, se completa con Bajo las estrellas, de Félix Viscarret; Dos miradas, de Sergio Candel; Qué tan lejos, de la ecuatoriana Tania Hermida; El club de los suicidas, de Roberto Santiago; ¿Quién dice que es fácil?, del argentino Juan Taratuto; Lo bueno de llorar, de Matías Bize; Dos abrazos, del mexicano Enrique Begne; y Ángeles SA, de Eduardo Bosch.

El festival, que cuenta con el apoyo de la Embajada de España en Australia, los consulados de Sidney y Melbourne, así como con los de los ministerios de Cultura e Industria, Turismo y Comercio, ha apostado desde su creación en 1998 por el cine español más actual. Natalia Ortiz, su directora, pretende con ello no sólo ampliar el abanico de nombres de realizadores y actores españoles conocidos por los cinéfilos australianos, sino también mostrar, a través de las nuevas producciones, una imagen contemporánea de España que contribuya a erradicar los tópicos de flamenco, toros y olé. La edición del año pasado se cerró con 22.000 espectadores y el aumento este año en un 21% de la venta anticipada de localidades hace preveer que la cifra se incremente hasta 25.000.

Además del Festival de Cine Español, con una década de historia, la difusión de películas españolas en Australia cuenta también desde el año pasado con La Mirada. Joyas del cine español, un festival organizado en Melbourne por la madrileña Rocío García la edición de este año se celebró entre el 3 y 13 de abril, que cuenta con el apoyo de Pedro Almodóvar, quien se encarga de realizar una selección de filmes clásicos que, junto a un número reducido de nuevas producciones se presentan en el Museo del Cine Australiano.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS