Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

25 años bailando sobre la luna

El 'Moonwalk' de Michael Jackson cumple un cuarto de siglo

¿Quién no ha visto alguna vez a Michael Jackson bailar como si caminase sobre la luna? El artista estadounidense estrenó la coreografía en un programa de televisión hace hoy 25 años, en un programa de homenaje al sello discográfico de soul Motown. El programa fue grabado el 25 de marzo de 1983 y emitido el 16 de mayo de aquel año, producido por Suzanne de Passe. "Aquella noche fue el momento más importante de su carrera en la televisión, logró conectar con toda una nueva audiencia", explica De Passe sobre el número de Jackson.

Fue una velada de actuaciones memorables, con la aparición conjunta de Temptations y Four Tops, el What's Going On de Marvin Gaye o el Someday We'll Be Together de Diana Ross & The Supremes. Pero fue un apasionado y enérgico Jackson quien grabó su actuación a fuego en la retina de cualquier melómano y de 47 millones de estadounidenses que asistieron atónitos a la emisión.

Los primeros compases de Billie Jean, la canción del álbum Thriller (1982) que interpretó, provocaron el delirio de los espectadores, que no imaginaban que a punto estaban de descubrir una coreografía única y permanentemente recordada. Solo en el escenario e iluminado simplemente por uno de los focos del recinto, Jackson arrancó su actuación con un golpe de cadera tan veloz y desatado que hubiera hecho palidecer al mismísimo Elvis Presley. Se presentó con zapatos y sombrero negros, calcetines blancos y un único guante níveo, una mezcla no demasiado afortunada para la vestimenta diaria que, sin embargo, en Jackson se convertían en el complemento perfecto para su camisa gris de lentejuelas y los pantalones y chaqueta oscuros.

"Ni él mismo sabía qué iba a hacer", admite el hermano del artista, Jermaine Jackson. "Todo lo que hizo se le ocurrió allí en el escenario. Fue algo increíble". Su presencia transmitía una confianza y seguridad en sí mismo que rezumaba chulería, como demostró al lanzar el sombrero entre bastidores y peinarse justo antes de empezar a cantar. Había nacido el Moonwalk (Paseo lunar). Al menos, para el gran público, porque en realidad, esos pasos hacía tiempo que estaban en los guetos, y a Jackson se los enseñó un coreógrafo llamado Jeffrey Daniels. "El Moonwalk consiste en andar con la sensación de que el suelo te hace retroceder, y si se consigue hacer sin que parezca una ilusión, es que lo has conseguido", relató en un documental el propio Daniels, que reveló que Jackson decidió llamarlo así a pesar de que en realidad en las calles se conocía como Back Slide. "Bailaba como si estuviera dentro de la música", manifestó el coreógrafo en alusión al impacto del baile del artista.