Reportaje:

Historia de un asesinato que conmocionó al mundo

Coincidiendo con el 27 aniversario del asesinato de John Lennon llega a los cines británicos una película que explora la oscura mente del asesino del músico

El 8 de diciembre de 1980 un asesinato conmocionó al mundo. John Lennon moría a manos de Mark David Chapman a las puertas del edificio Dakota de Nueva York. Coincidiendo con el 27 aniversario, ha llegado a las pantallas de Reino Unido una provocativa y polémica película que explora la oscura mente del asesino del ex beatle.

Dirigido por el británico Andrew Piddington, el filme, titulado The Killing of John Lennon (El asesinato de John Lennon), recrea con dramatismo las escalofriantes maquinaciones de Chapman, un narcisista trastornado, para acabar con la vida del famoso cantante. Con la precisión de un cirujano, Piddington, que ha tardado tres años en terminar la película por falta de presupuesto, reconstruye los movimientos del asesino en los meses previos al crimen a partir de sus propias declaraciones a la policía y testimonios de testigos.

Más información

Cinta polémica

Criticado por quienes creen que la cinta glorifica a Chapman, el cineasta bucea en la mente del psicópata sin miedo a la polémica, aunque no olvida que "el impacto de la muerte de John Lennon todavía lo siente hoy mucha gente". "Desde el principio -afirma en la página del filme en Internet-, quise que la película fuera controvertida, dura, realista e impávida en la presentación de la verdad".

El peso del docudrama recae sobre los hombros de Jonas Ball, un actor poco conocido que deleita al espectador con una interpretación sublime -sobrecoge la gélida mirada que le pone a Chapman- y una narración de la historia al estilo del personaje Travis Bickle, encarnado por Robert de Niro en Taxi Driver (1976).

La película arranca con un día en la vida de Chapman, un joven guardia de seguridad de 25 años que vive en Honolulu (Hawai), que está casado con una japonesa, Gloria, a la que recrimina continamente; que se avergüenza de su madre y que odia a su padre. Sin autoestima alguna, el perturbado busca refugio en la novela El guardián entre el centeno de J.D. Salinger, y acaba identificándose con el personaje de Holden Caulfield, que no soporta la hipocresía.

Reconstrucción del asesinato

En una biblioteca, Chapman se fija también en un álbum de fotos de Lennon y se pregunta cómo un hombre tan rico "nos puede decir (en la canción Imagine) que imaginemos que no hay posesiones": "Él -concluye- es un farsante". Entonces, el hawaiano empieza a urdir un plan para asesinar a Lennon mientras escucha canciones de los Beatles, y la tensión del filme aumenta por momentos con avisos de que se acerca el crimen.

Chapman viaja a Nueva York, hace guardia durante días frente al apartamento que Lennon y su esposa, Yoko Ono, poseen en el edificio Dakota y el 8 de noviembre de 1980 se levanta con una premonición: "Hoy es el día".

Por la tarde, el perturbado aborda al matrimonio a la salida del Dakota y logra que Lennon, que el pasado mes ha cumplido 40 años, le firme su último y esperado disco, Double Fantasy. Al volver la pareja por la noche, Chapman, que sigue de guardia, cumple su "misión" y acribilla al músico por la espalda con cinco balas disparadas por un revólver Charter Arms 38: "Yo era un don nadie -alardea- hasta que asesiné al tipo más grande de la Tierra".

La película, aclamada en 2006 en el Festival de Edimburgo, ganó este año el premio especial del jurado en el neoyorquino Festival de Cine de Tribeca y ha recibido buenas críticas, aunque también ha sido blanco de afilados reproches en el Reino Unido.

Mark David Chapman, que cumplió su condena de 20 años en el año 2000, sigue recluido en su celda del Correccional de Attica (Nueva York) y le ha sido denegada la libertad condicional en cuatro ocasiones debido a la "naturaleza inusual" de su crimen.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción