Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

37 metros más alto

Torre Espacio se convierte en el edificio más alto de España y lo celebra con un castillo de fuegos artificiales

Un castillo de fuegos artificiales, el más alto nunca visto en España, ha coronado esta noche el cielo de Madrid para celebrar la culminación de Torre Espacio, el primero de los cuatro rascacielos que se construyen en el complejo Cuatro Torres, sobre el espacio que en su día ocupó la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. El rascacielos supera en 37 metros al que hasta ahora era el mayor del país y arrebata a la Torre Picasso, con 43 plantas y 157 metros de altura, el título de techo oficial de Madrid.

El acto ha estado presidido por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón tras la tradicional colocación de la bandera de España en la cúspide del edificio, a 223 metros de altura, apenas unas horas antes de la Cremà -la quema de las fallas- en Valencia, según informan fuentes de la empresa constructora.

Se trata de un espectáculo pirotécnico sin igual, ya que los fuegos artificiales han ascendido hasta los 320 metros de altura sobre el nivel de Madrid, la cifra más alta alcanzada en el territorio nacional. El rascacielos Torre Espacio, con sus 57 plantas en superficie y seis de aparcamiento bajo tierra, superará en 37 metros al edificio en uso más alto construido hasta el momento en España.

Dos torres de 250 metros

Pero Torre Espacio, donde ahora trabajan más de 300 obreros, será el más pequeño de los cuatro nuevos edificios que se construyen en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid. De los otros tres -Torre Sacyr-Vallehermoso, Torre de Cristal y Torre Repsol-, dos, Repsol y Cristal, lo superarán en 27 metros, hasta los 250. La Torre Sacyr llegará a los 236 metros. Junto a las cuatro torres - que juntas componen el Cuatro Torres Business Area (CTBA)- y dentro del recinto del parque empresarial se ubicará el Centro Internacional de Convenciones de Madrid, un edificio de congresos con 70.000 m² y un auditorio principal con capacidad para 3.500 personas.

El pasado mes de septiembre, la torre sufrió un aparatoso incendio, que se declaró en la planta 30 y que no dejó víctimas. Tras el fuego que arrasó la torre Windsor, el rascacielos ha sido construido con un hormigón especial de 800 kilogramos por centímetro cuadrado -el normal contiene 200 kilogramos- que contiene microsílice, un material muy resistente al fuego.

Visto desde abajo, es una mole de acero y cristal (50.000 metros cúbicos de hormigón y 8.500 toneladas de acero) que se asemeja a una espiral y que es obra del estudio de arquitectos neoyorquino Pei, Cobb Freed & Partners. El coste del proyecto está estimado en 390 millones de euros. El constructor de la torre es OHL, del Grupo Villar Mir, presidido por el derrotado candidato a la presidencia del Real Madrid Juan Miguel Villar Mir. El edificio albergará oficinas de empresas como la Inmobiliaria Espacio S.L., OHL y Dragados.