Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una muestra rinde homenaje a Isabelle Huppert con la exposición de 120 retratos de la actriz

La intérprete francesa confiesa que ser actriz "es el oficio más confortable del mundo"

La artista francesa Isabelle Huppert, que se encuentra estos días en Madrid, ha confesado hoy que ser actriz "es el oficio más confortable del mundo, no existe riesgo ni desafío cuando se empieza un proyecto, aunque a la gente le gusta pensar que así es". La presencia de Huppert, considerada musa de Claude Chabrol, se justifica ya que el Jardín Botánico acoge desde mañana hasta el 25 de mayo una exposición fotográfica que reúne, por primera vez, 120 retratos suyos realizados por algunos de los más famosos fotógrafos del mundo como Henri Cartier Besson, Richard Avedon, Robert Doisneau, Jacques Henri Lartigue, Peter Lindbergh, Edouard Boubat, Nan Goldin o Ange Leccia.

"Cada uno ha aportado su propia visión y las hay desde el que es humanista, contemporáneo o fotógrafo de moda, en fin, que reflejan todo tipo de mujer", ha comentado la artista.

Asimismo, la Filmoteca Española dedica desde hoy a la actriz un ciclo en el que se ofrecerán 19 películas como La dentellire de Claude Goretta, Sauve qui peit (la vie) de Jaen-Luc Godard, Loulou de Maurice Pialat, Coup de foudre de Diane Kurys, Madame Bovary y La cérémonie, de Claude Chabrol o La vie promise de Olivier Dahan.

La actriz, que ha dicho suscribir la frase del director Serge Toubiana cuando dice que ella no confunde intimidad con familiariedad, ha añadido que en efecto, el cine es intimidad y tiene una parte pública y otra privada. "Yo respeto la distancia de la gente que te mira esperando que no exista intromisión por su parte", ha aclarado.

En su opinión, el teatro marca más esa intimidad y eso le gusta, aunque asegura que este género artístico ha cambiado mucho y que ahora los espectadores son "mixtos", de cine y de teatro a la vez. Huppert -que confesó no conocer bien España, aunque hace dos años estuvo en Gijón y Barcelona haciendo teatro- ha declarado no sentir temor "por nada" en materia profesional y tampoco en el teatro "donde dicen que el pánico escénico es más inmediato". "Yo disfruto porque no me pongo en manos de cualquiera. Sé a lo que me enfrento y necesito que exista un pacto de confianza con el director. La confianza se crea, no viene del cielo", ha afirmado.

A este respecto, ha dicho que ha tenido "mucha suerte" porque nunca se ha sentido "traicionada", aunque haya vivido "éxitos y fracasos". Además, ha hablado de cierta "decepción" por la frustración que le produce no llegar a expresar lo que uno desea con una película. Esto mismo explica que Huppert ruede tantos filmes, "a ver si en la próxima película no me decepciono tanto", indicó, recordando que cuando se hace una película siempre está la oficial y otras paralelas, "las que generan los actores al desarrollar sus sueños más íntimos. El cine es cuestión de paciencia y creo que el encuentro entre un director y un actor se produce cuando más y mejor mira ese director", ha agregado.

Huppert ha reconocido la valía de artistas como Javier Bardem, Carmen Maura o Marisa Paredes a quienes ha asegurado admirar. En este sentido aludió a Pedro Almodóvar a quien ha calificado de "gran director" si bien ha señalado que aún no ha visto la exposición en París de la que es objeto el cineasta manchego. "Es una buena idea confrontar los elementos que han servido a un director para dar vida a sus películas pero creo que finalmente nunca tendremos una idea clara de lo que él tenía en la cabeza. La historia del cine se construye muchas veces por el azar", ha concluido.