Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aranda estrena 'Tirante el Blanco'

El cineasta adapta al lenguaje cinematográfico el estilo y el argumento de la novela del siglo XV de Joanot Martorell

El director Vicente Aranda estrena hoy su última película, Tirante el Blanco, con la satisfacción de haber podido adaptar al lenguaje cinematográfico las bondades estilísticas y argumentales de la novela del siglo XV de Joanot Martorell, la obra "humana" y paródica de un "plagista genial".

Aranda así ha definido al escritor valenciano en la rueda de prensa ofrecida en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) con motivo del estreno mundial de la película, que tendrá lugar esta noche en el Palau de les Arts Reina Sofía diseñado por Santiago Calatrava. La versión de este primer pase oficial será en valenciano, mientras que la castellana tendrá mañana su primera exhibición pública en Castellón, previa al estreno en toda España del próximo 7 de abril. La original del rodaje, la inglesa, se podrá ver en el Festival de Cine de Cannes, previsiblemente el 22 de mayo.

Aranda ha estado arropado por el actor inglés que encarna a Tirante, Caspar Zafer, y el bailaor Rafael Amargo, que personifica al Gran Sultán y enemigo del emperador de Bizancio, que interpreta el italiano Giancarlo Giannini. También han asistido las actrices Esther Nubiola, que interpreta a Carmesina, el amor virginal del héroe e Ingrid Rubio, la doncella Estefanía.

El nacimiento del guión

El director de películas como Amantes, Juana la Loca, La pasión turca y El Lute ha reconocido que escribió el guión a partir de la versión castellana de 1511, aunque ha subrayado que el original, escrito por Martorell en su valenciano natal y publicado en 1490, sea más rico en matices y vocabulario. A su juicio, el hecho de estar escrito en valenciano "ha restringido fama" a Tirant lo Blanch, que "si fuera cierta, que no lo es, la farolada" de Martorell de que la había traducido del inglés al portugués y, de ésta, a su lengua materna, "sería uno de los pilares de la literatura universal".

Para Aranda, Joanot Martorell "lo sabía todo" en su época, disfrutó de una "cultura inmensa" y llegó a ser "un plagista genial" de todo lo que conoció, fruto de lo cual existe Tirant lo Blanch al igual que El Quijote, ejemplos ambos de la parodia del género caballeresco y precursores de la novela moderna donde con sencillez se cuentan historias "muy complejas". "Parece que conocía a Borges, a Stendhal", ha señalado el cineasta, quien ha alabado especialmente el "juego de vanguardia" que el escritor valenciano utilizó en un diálogo entre Hipólito y la Emperatriz, encarnados por Sid Mitchel y Jane Asher, respectivamente, donde "hablan sobre sus pensamientos. Yo busco el pensamiento de un actor para saber dónde pongo la cámara".

Un tono humorístico

Sobre el tono humorístico de su nuevo "proyecto colectivo", ha defendido el carácter "humano, no épico-heroico" de los personajes, donde Tirante es "un enfermo emocional" y los protagonistas están siempre en un primer término, delante de la situación política o guerrera: las escenas de batalla, dos en toda la cinta, son a cámara lenta y sin grandes alardes de producción, muy cuidada en cambio en toda la parafernalia palaciega de la época.

Ingrid Rubio ha dicho que ha intentado ser "sutil, como una gata" mientras que Esther Nubiola ha definido su proceso en la película "como un capullo al ser la heredera del Imperio para convertirse en mariposa" tras perder la virginidad con su amado Tirante, gracias a Placerdemivida (Leonor Watling) y a pesar de los intentos de la Viuda Reposada (Victoria Abril) por que se una al Gran Sultán. Rafael Amargo ha agradecido "el lujo" de haber debutado en el cine con un "gran padrino" que tiene "una varita mágica" para tratar a su equipo.

La película ha costado 14 millones de euros (sin copias ni publicidad) y es una coproducción hispano británica donde las productoras Carolina Film, DeaPlaneta, Talen Films y Future Films han contado finalmente con la subvención de la Generalitat, 100.000 euros, más la publicidad y promoción del estreno de hoy, y de Radiotelevisión Valenciana con 150.000 euros. Su rodaje ha transcurrido entre Madrid, Estambul, Palermo, Granada, Huelva, Barcelona y Valencia a lo largo de un total de 20 meses. Una distribuidora australiana se encargará de su estreno en Europa y América.