Subastado por un millón de dólares el primer mapa del mundo que incluyó América

El planisferio fue elaborado en 1507 por un equipo dirigido por el cartógrafo alemán Martin Waldseemuller

Es el primer retrato de la Tierra en que ésta se representó como un globo. El primero en el que se distingue un oceáno al este de Asia (el Pacífico, aunque no fue descubierto y bautizado así hasta seis años después). Y el más antiguo que refleja un nuevo mundo, dividido en dos grandes masas continentales, una al norte y otra al sur a la que se da, también por primera vez, el nombre con que ahora lo conocemos: América. Data de 1507, sólo 15 años después del descubrimiento de Colón y ha atraído a un coleccionista anónimo que ha pagado hoy por él un millón de dólares en una subasta en Londres.

Más información

El singular documento, del que se conocen cuatro ejemplares idénticos, fue elaborado por un grupo de estudiantes dirigidos por el cartógrafo alemán Martin Waldseemuller. La información para elaborar el planisferio la extrajeron del relato de los viajes del explorador florentino Americo Vespucio, el primero que comprendió que las tierras halladas por Cristóbal Colón no eran el extremo oriental de las Indias sino un nuevo mundo, y de quien tomaron el nombre para bautizar el continente descubierto.

La iniciativa para confeccionarlo partió de Rene II, duque de Lorena, quien en 1505 encargó el trabajo a un grupo de estudiantes del monasterio de Sant Die des Vosges, cerca de Estrasburgo, designó como encargado del proyecto al citado Waldseemuller, y les suministró una versión en francés de los viajes de Vespucio. Dos años después, el equipo publicó un trabajo titulado Cosmographiae Introductio en el que se defendía la idea del nuevo continente y unos meses después elaboraron el planisferio.

Tres copias más

Gracias a la admiración de Waldseemuller por Vespucio acabó predominando su denominación del nuevo continente sobre el de Columbia, que España intentó mantener sin éxito hasta el siglo XVIII. Una versión mucho mayor del mismo mapa, confeccionado en 1515 y considerado como "el certificado de nacimiento de América" fue adquirido por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos por 10 millones de dólares en 2003.

El hallazgo del mapa fue totalmente causal. Su antiguo propietario, de quien se sabe que es europeo y amante de los mapas antiguos estaba ojeando un periódico en febrero de 2003, cuando leyó algo sobre el mapa de Waldseemuller y recordó que "algo parecido" había en su colección.

Otra copia del Atlas de Waldseemuller fue descubierta en 1871 y se conserva en la Universidad de Minnesota. Una segunda réplica fue hallada dentro de un libro sobre Tolomeo y es propiedad de la Biblioteca del Estado Bávaro, en Munich. Un tercer ejemplar fue descubierto en una edición de una obra de Aristóteles en una biblioteca pública alemana en 1992.

Lo más visto en...

Top 50