Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Luis López Vázquez recibirá el Goya de Honor 2004

La Academia premia su larga trayectoria y su participación en más de 200 películas

José Luis López Vázquez, uno de los actores españoles más prolíficos y laureados, recibirá el próximo mes de enero el Goya de Honor 2004. La Academia del cine español reconoce así la dilata carrera de López Vázquez -con 58 años de actuación a sus espaldas- y su participación en más de 200 películas. Para López Vázquez, el reconocimiento "es muy emotivo y honorable". "Creo que es un premio muy destacado, algo que reconoce toda mi vida de trabajo y esfuerzo", ha señalado. Respecto a la posibilidad de morir con las botas puestas, ha afirmado tajantemente que prefiere "morir descalzo".

La noticia ha coincidido con el estreno hoy mismo en Madrid de la obra Tres hombres y un destino, en la que junto al veterano actor participan otros dos históricos de las tablas en España: Manuel Alexandre y Agustín González. José Luis López Vázquez de la Torre nació en Madrid en 1922. Empezó su carrera de actor, apadrinado por Modesto Higueras (director teatral) y José Caballero (pintor), en escenarios no comerciales, fundamentalmente en el TOJ Teatro de las Organizaciones Juveniles y en el TEU.

Su primera intervención como intérprete cinematográfico coincidió con el debut de dos directores claves en la historia del cine español: Juan Antonio Bardem y Luis G. Berlanga, quienes le eligen para un pequeño papel en Esa pareja feliz (1951). En 1958 obtuvo sus primeros éxitos, en teatro, con Una muchachita de Valladolid, que interpretó junto a Elisa Montés y Alberto Closas, y en cine con su primer papel protagonista, junto a Mary Carrillo y Concha López Silva, en El pisito, de Marco Ferreri.

Figura emblemática

A partir de entonces y mientras participaba en las mejores compañías de comedias, se convirtió en una figura emblemática del cine español durante las dos décadas siguientes. Entre sus mejores papeles de esa época pueden destacarse algunos como el padre de familia en El cochecito, de Marco Ferreri (1960); el inclasificable Quintanilla de Plácido o el meticuloso sastre de El verdugo, ambas de Luis G. Berlanga (1961-63) o el inefable cajero Galindo en "Atraco a las tres" de José María Forqué (1962).

Entre 1967 y 1974 López Vázquez vivió su época dorada como actor y bordó interpretaciones como la del parapléjico que se niega a recordar de El jardín de las delicias, de Carlos Saura (1970), el buhonero epiléptico y asesino de El bosque del lobo, de Pedro Olea (1970) o la ambivalente doña Adela de Mi querida Señorita, de Jaime de Armiñán (1971). Luego vendrían otros título como Carta de amor a un asesino, No es bueno que el hombre esté solo, La colmena, La escopeta nacional, La Corte del faraón, Moros y cristianos y la recién estrenada Luna de Avellaneda.

En estos últimos años ha alternado el cine con el teatro, al que se ha dedicado con más intensidad. En el año 2002 consiguió el Premio Nacional de Teatro y en 1985 la Medalla de Oro de las Bellas Artes, entre otros muchos galardones.