India celebra el 350 aniversario del Taj Mahal

Los historiadores coinciden en que los actos conmemorativos llegan con retraso

La ciudad india de Agra inicia hoy las celebraciones del 350 aniversario del Taj Mahal, la mítica tumba de mármol blanco erigida por el emperador mongol Shah Yaján para honrar la memoria de su esposa Mumtaz Mahal. Las celebraciones durarán seis meses y arrancan salpicadas de polémica, ya que los historiadores insisten en que éstas llegan con 11 o, al menos, siete años de retraso, pues el monumento se completó en 1643 y la última inscripción en el mármol blanco hecha por sus constructores data de 1647.

El Tribunal Supremo de India ha obligado a celebrar los actos conmemorativos fuera del recinto del Taj Mahal, para evitar daños al mausoleo, víctima de la contaminación en los últimos tiempos. El cielo de la ciudad de Agra se cubrirá hoy de palomas, globos y cometas para marcar el inicio de las celebraciones. Por la noche, se ofrecerá un espectáculo de música y danza tradicional indias en el Fuerte Rojo de Agra, frente al Taj Mahal.

Las celebraciones se prolongarán durante medio año, con la participación de los más prestigiosos artistas del país. Ravi Shankar y Zakir Hussain, maestros del sitar y de la tabla, dos instrumentos musicales indios tradicionales, además del director de orquesta Zubin Mehta, estarán entre las numerosas figuras del mundo de la cultura que acudirán a Agra para participar en el 350 aniversario del famoso monumento dedicado al amor, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

El Ministerio de Turismo de India ha informado de que más de dos millones de indios y 800.000 extranjeros visitaron el Taj Mahal en 2003 y se espera que la cifra se eleve ostensiblemente durante los próximos meses, con motivo de las celebraciones. Para recibir a los visitantes, ya desde Nueva Delhi, la capital del país, situada a 200 kilómetros de Agra, las principales carreteras de acceso se han decorado. India también emitirá un sello conmemorativo del 350 aniversario de uno de sus símbolos nacionales.

Un símbolo del amor eterno

El Tribunal Supremo indio tiene aún que decidir si, durante estas celebraciones, acepta la petición de las autoridades locales de que se levante la prohibición de visitar el monumento por la noche, impuesta hace casi 20 años para evitar un mayor deterioro de la tumba y posibles atentados terroristas.

El emperador mongol Shah Yaján construyó el Taj Mahal para honrar la memoria de su esposa Arjumand Banu Begum, conocida como Mumtaz Mahal. La muerte de Mumtaz, la más querida de sus esposas, causó a Shah Yaján un profundo dolor que le hizo dejar la vida de lujos de que disfrutaba y le llevó a construir una tumba que fuese el símbolo de su eterno amor. Unos 20.000 artesanos indios y persas trabajaron durante casi 20 años en la construcción del monumento y en la incrustación sobre el mármol blanco de las piedras semipreciosas que componen el dibujo floral de la obra.

Según la leyenda, tras terminar su trabajo, el monarca ordenó que a los artesanos les fueran cortadas las manos, para impedir que pudieran volver a hacer algo tan hermoso. Shah Yaján pretendía construir otra tumba gemela, de mármol negro, justo enfrente del Taj Mahal, donde quería que le enterraran tras su muerte. Aunque el monarca inició la obra de construcción de la segunda tumba, no pudo completarla, pues su hijo, Aurangzeb, lo derrocó, lo cegó y encerró en el Fuerte Rojo, donde vivió prisionero hasta su muerte en 1666.

Lo más visto en...

Top 50