Muere a los 69 años la escritora francesa Françoise Sagan

La autora de 'Buenos días tristeza' ha fallecido a causa de una embolia pulmonar

La escritora francesa Françoise Sagan, autora del clásico Buenos días tristeza, ha muerto hoy a la edad de 69 años en el hospital de Honfleur, al noroeste de Francia, a causa de una embolia pulmonar, según han informado fuentes de su entorno. Su estilo narrativo, personalísimo y en el que mezclaba erotismo y cínica ironía, no conocía prejuicios. Sagan deja más de 40 libros, entre ellos varias obras de teatro, además de guiones de cine y letras de canciones.

Más información
SE EQUIVOCÓ FRANÇOISE SAGAN
SAGAN, CONDENADA

Las mismas fuentes han explicado que Sagan, gran amante de la velocidad, el juego, y los excesos, tuvo que ser ingresada hace "algunos días" en el hospital de esta pequeña localidad, donde ha fallecido hoy tras sufrir "una descompensación cardiorrespiratoria". La escritora, que estaba enferma desde hace varios años, había sido hospitalizada en repetidas ocasiones a lo largo de los últimos meses y vivía retirada de la vida pública en su propiedad próxima de Honfleur.

En realidad, su verdadero nombre era Françoise Quoirez pero escogió este pseudónimo de una novela de Marcel Proust para su debú literario. Nacida en el seno de una familia acomodada el 21 de junio de 1935 en Cajarc, al suroeste de Francia, irrumpió en la literatura francesa a los 19 años con Bonjour tristesse (1954), en la que aborda el deseo sexual de una adolescente. La obra, que fue llevada al cine por Otto Premminger en 1957, la hizo hizo famosa y por ella obtuvo el codiciado Premio de la Crítica.

Una vida de excesos

Con su segunda obra, Un certain sourire (1956), la joven novelista confirmaba las esperanzas que había suscitado su debú y a los 21 años gozaba de una fama que ningún novelista había alcanzado a tan temprana edad. Al relatar la historia de una joven que se enamora de un caballero casado y que le dobla la edad, dio muestras, por segunda vez, de una maestría literaria asombrosa.

Su estilo narrativo, personalísimo, no conoce prejuicios. A estas obras se añadieron Dans un mois, dans un an (1957), Aimez-vous Brahms (1959), Les merveilleux nuages (1961), La chamade (1965), Des bleus à l'âme (1972), Le lit défait (1977) y Il fait beau jour et nuit (1979), todas ellas novelas. También escribió las obras teatrales Château en Suède (1960), Les violons parfois (1961), Le cheval évanoui (1966), Un piano dans l'herbe (1970) y Le chien couchant (1980). En 1993 publicó sus memorias, Con toda mi simpatía.

Sus novelas, que evocan personajes de la clase media alta aburridos y amorales, ha sido traducidas a muchos idiomas. Pero no sólo las obras de Sagan dieron lugar a la polémica, sino también su estilo de vida, aficionada al alcohol, las noches en blanco, los casinos y los coches.

La escritora francesa Françoise Sagan, en una imagen de archivo tomada en junio de 1981.
La escritora francesa Françoise Sagan, en una imagen de archivo tomada en junio de 1981.AP
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS