Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SGAE cifra en 17 millones los discos vendidos en los 'top manta' el año pasado

El aumento de los conciertos y de las descargas de melodías para los móviles son los aspectos más positivos

La piratería musical se tradujo el pasado año en España en 17 millones de discos vendidos en los top manta y en 200 millones de archivos descargados de modo ilegal de Internet, según datos hechos públicos esta mañana por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) durante la presentación de su memoria anual.

La adquisición ilícita de música provocó que los autores dejaran de ingresar 10 millones de euros en concepto de derechos y la industria discográfica vio reducida su facturación en 150 millones de euros. La lucha contra las mafias dedicadas a la venta callejera, con el desmantelamiento de un total de 2.500 duplicadores, permitió que las pérdidas fueran inferiores a las del ejercicio precedente, cuando se situaron en 200 millones de euros.

Sin embargo, el presidente de la SGAE, Eduardo Bautista, ha señalado que el problema de la piratería sigue siendo grave, sobre todo en la venta callejera, lo que unido a la "incertidumbre" existente sobre el estado de la compra legal de música en la Red, impidió que el año pasado fuera mejor para los sectores culturales vinculados a la sociedad y sólo pudiera tildarse de "razonablemente bueno". Esta entidad de gestión de derechos calcula que en España deberían venderse unos 150 millones de discos al año para acercarse a la media europea de cuatro unidades por habitante. Ahora, los españoles compran cerca de la mitad, 64 millones de unidades y unos dos por persona y año.

Los más vendidos

La música española predominó en el repertorio legal vendido, con una cuota de mercado del 55%. Los autores más vendidos fueron Alejandro Sanz, La Oreja de Van Gogh, Eurojunior Festival (varios), Alex Ubago y David Bustamante. Les siguieron Antonio Orozco, Operación Triunfo I y II (varios), Julio Iglesias, Andy y Lucas, Rosa y Luis Miguel.

Uno de los capítulos más positivos que destacó Bautista del año pasado fue la música en vivo. Los conciertos de música popular generaron 14,4 millones de euros en derechos de autor (un 10% más). Otra nota llamativa de 2003 fue el 89% de aumento en los derechos generados por obras musicales que se descargan en Internet o se utilizan como melodías para los teléfonos móviles. El top cinco de los estribillos más buscados fueron, por este orden, Morenita, de UPA Dance; Aserejé, de Las Ketchup; Ave María, de David Bisbal; Misión imposible, de Lalo Schifrin, y Chihuahua, de Baumann.

Con vistas a los compromisos culturales del PSOE, Bautista ha señalado que el programa electoral del partido del futuro Gobierno era "claramente respetuoso" con los derechos de los autores, si bien el PP también hizo promesas similares. No obstante, el responsable de la SGAE ha recordado que los socialistas aprobaron en 1987 una ley de Propiedad Intelectual que salió con un amplio consenso, que ahora debería buscarse en un nuevo marco normativo.