Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michael Jackson, en libertad tras depositar una fianza de tres millones de dólares

El cantante, denunciado por abusos sexuales a menores, tendrá que comparecer ante un tribunal el próximo 9 de enero

Un ejército de cerca de un millar de periodistas y fotógrafos tomó las comisarías y los aeropuertos del condado californiano para captar el momento en el que Michael Jackson se entregaba a la justicia. Sobre el cantante, de 45 años, pesaba una orden de arresto por supuestos abusos sexuales "múltiples" a un niño de menos de 14 años. El avión del artista despegó a última hora de la tarde de Las Vegas, en el vecino Estado de Nevada, donde había pasado las últimas semanas grabando un vídeo musical en compañía de sus tres hijos (de 6, 5 y 3 años de edad). Poco después de mediodía (hora local) se puso en manos de la policía, según un portavoz de las autoridades.

Jackson ingresó posteriormente esposado en la cárcel de Santa Barbara. En total, no permaneció más de dos horas en la cárcel, puesto que immediatamente el cantante depositó la fianza de tres millones de dólares que le impuso el juez. Según un portavoz de la policía, Jackson tendrá que comparecer ante un tribunal el próximo 9 de enero.

Los alrededores del rancho californiano de Michael Jackson, bautizado como Neverland (la Tierra de Nunca Jamás de la leyenda de Peter Pan), también estaban tomados por la prensa desde que las autoridades, mientras los abogados del cantante negociaban con las autoridades una forma de evitar el paseíllo ante los centenares de cámaras de televisión que le esperan.

Tres millones de fianza

La policía de la ciudad californiana de Santa Barbara se presentó en la tarde del lunes en el rancho del artista con una orden de registro y sin explicar los motivos de la operación. Sin embargo, casi desde el primer minuto trascendió a los medios (en primer lugar, a la cadena de televisión Court TV) que sobre el cantante pesaba una denuncia por abusos sexuales a un niño de 12 años. Las autoridades policiales confirmaron este extremo ayer al dictar una orden de búsqueda y captura contra Jackson, al que amenazaron incluso con retirarle el pasaporte si no se entregaba. Luego se dispusieron a esperar su llegada a California, puesto que no tiene jurisdicción para ir a detenerle al Estado vecino.

El juez fijó una fianza de tres millones de dólares para evitar la prisión preventiva. "Nuestra intención es que entre en la comisaría y se vaya tan pronto como sea posible, sin que se convierta en un espectáculo", afirmó el abogado del cantante.

Denuncia del psicólogo

Estados Unidos vive sin embargo el caso con una expectación que no se recordaba desde el proceso contra O. J. Simpson. El sheriff de Santa Barbara, Jim Anderson, pidió ayer ayuda a todo aquel que tuviera información sobre el paradero del artista, y recalcó que "dentro de muy poco" se presentarán cargos contra él. Entre tanto, Jackson emitía un comunicado en el que negaba las acusaciones.

Según aseguran varias cadenas de televisión, la denuncia fue cursada por el psicólogo del adolescente, cuya identidad no se ha dado a conocer. Las acusaciones incluyen repetidas violaciones de la sección 288 del Código Penal de California, que prohíbe actos lascivos con un menor de 14 años y conlleva penas de hasta ocho años de cárcel.

"Acusaciones horribles"

El artista, que justo en esta semana saca a la venta un nuevo disco (una recopilación de antiguos éxitos), defendió su inocencia en un breve comunicado: "Este tipo de personajes siempre suele aparecer con acusaciones horribles justo cuando sale un nuevo álbum o un nuevo proyecto".

En 1993, el cantante consiguió un arreglo, se rumorea que de decenas de millones de dólares, con la familia del adolescente de 13 años que le acusó de abuso. La fiscalía no tuvo tiempo ni para preparar el caso. "De pronto, perdimos el testigo", afirmó el fiscal de aquel caso.