La NASA aplaza de nuevo el lanzamiento de Artemis I

La amenaza de una tormenta tropical la próxima semana obliga a suspender el despegue previsto para el martes

El cohete SLS y la nave espacial 'Orion', en la lanzadera 39B del Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, en una imagen del 3 de septiembre
El cohete SLS y la nave espacial 'Orion', en la lanzadera 39B del Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, en una imagen del 3 de septiembreSTEVE NESIUS (REUTERS)

A la tercera tampoco ha ido la vencida. Artemis I, la misión no tripulada a la Luna que representa la vuelta de Estados Unidos al satélite por primera vez en medio siglo, no despegará el martes desde el centro espacial Kennedy en Cabo Cañaveral. La NASA ha indicado que la cercanía de una posible tormenta tropical ha obligado a aplazar la operación de nuevo, después de que otros dos intentos se tuvieran que cancelar a última hora.

El Centro Nacional de Huracanes estadounidense calcula que la tormenta tropical Ian que se está formando en el Atlántico alcanzará Florida, donde se encuentra el centro Kennedy, la semana próxima. La perspectiva de fuertes lluvias llevó a los directivos de la organización espacial, reunidos este sábado, a suspender el lanzamiento previsto del descomunal cohete, mayor que los míticos Saturno de los años sesenta.

No obstante, la NASA no ha decidido aún retirar a la seguridad de los hangares la lanzadera, el cohete SLS y la nave espacial Orion. El inmenso conjunto, de 98 metros de altura (cinco más que la estatua de la Libertad) y 2.608 toneladas de peso, continúa desplegado en la zona de lanzamiento por si mejorasen los pronósticos, que prevén que Ian se acerque a las costas de Florida el martes y toque tierra el miércoles. “La agencia ha adoptado una perspectiva de ir paso a paso en su proceso de toma de decisiones, para permitirle proteger a sus empleados… al tiempo que mantiene la opción de seguir adelante con otra oportunidad de lanzamiento en el plazo actual si mejorasen las perspectivas climatológicas”, ha indicado en un comunicado.

Con anterioridad, el pronóstico meteorológico y problemas técnicos —una fuga en los aparatos encargados de cargar el combustible en el cohete, un fallo en el motorhabían obligado a aplazar en dos ocasiones ya el lanzamiento de lo que la NASA aspira a que sea el regreso a sus tiempos más gloriosos de exploración espacial en naves tripuladas, tras la cancelación del programa Apolo en los años setenta. El nombre de la misión, Artemis, alude a la hermana gemela del dios Apolo en la mitología griega.

Después de años en los que las misiones tripuladas de la NASA se centraron en el programa de transbordadores y la Estación Espacial Internacional en la baja órbita terrestre, el objetivo de Artemis es regresar a la Luna como primer paso para la futura exploración de Marte. De acuerdo con los planes iniciales, la misión podría comenzar a transportar astronautas a la superficie lunar a partir de 2025, y llevar al hombre al planeta rojo en la década de 2030. Aunque diversos expertos consideran que probable que ese calendario sufra retrasos.

Los lanzamientos de cohetes espaciales suelen sufrir retrasos, dadas las estrictas condiciones de seguridad que deben cumplir. La primera causa de suspensión es algún tipo de fallo técnico. La segunda, las condiciones meteorológicas, como ha ocurrido en este caso. Las tormentas y los fuertes vientos son un gran tabú: el Apolo 12 fue alcanzado por un rayo en el despegue; las fuertes corrientes pueden inducir esfuerzos peligrosos en el cuerpo del cohete.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy

Es la corresponsal de EL PAÍS en Asia. Previamente trabajó en la agencia EFE, donde ha sido delegada en Pekín, corresponsal ante la Casa Blanca y en el Reino Unido. También ha cubierto conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio como enviada especial. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS