La Guardia Civil recupera un meteorito histórico puesto a la venta en internet por 50.000 euros

La institución armada investiga al hombre de Hernani que subastaba la pieza, caída en el pueblo leonés de Reliegos en 1947

El director del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Rafael Zardoya, muestra el meteorito de Reliegos recuperado este miércolesFoto: FERNANDO ALVARADO (EFE) / Vídeo: Europa Press

Ramira Santa Marta se estaba vistiendo la mañana del Día de los Santos Inocentes de 1947 cuando escuchó un atronador ruido, que achacó a un avión militar sobrevolando su pueblo, Reliegos, en León. De inmediato sonaron dos fuertes explosiones y todo tembló. La mujer salió a la carrera de su casa, en la calle Real, y vio un tremendo agujero a poco más de cinco metros de su fachada. Le acababa de caer al lado un meteorito de más de 17 kilos y probablemente unos 4.500 millones de años, tras un viaje por los confines del Sistema Solar. Pero un fragmento de esta roca extraterrestre continuó un rocambolesco periplo y hace unas semanas acabó a la venta por 50.000 euros en la web Todocoleccion.net. Este miércoles, la Guardia Civil ha anunciado la recuperación del meteorito y se lo ha entregado a su legítimo dueño, el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), en Madrid.

El hombre que puso a la venta la pieza, residente en la localidad guipuzcoana de Hernani, está acusado de un presunto delito de apropiación indebida, según explica el capitán Marcos Santos, del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. El vendedor, identificado como Juan Carlos M., llegó incluso a hablar con el Diario de León a comienzos de octubre, asegurando que es un trabajador de una empresa de mudanzas que se encontró el meteorito entre las pertenencias abandonadas del ingeniero industrial Manuel Laborde Werlinden, uno de los fundadores de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, fallecido en 1993. El capitán afirma que esa versión no está acreditada. Hace un año, el meteorito ya estuvo a la venta, por 38.000 euros, según adelantó entonces otro diario leonés, La Nueva Crónica. “La investigación sigue abierta”, subraya el capitán.

El director del museo, Rafael Zardoya, ha recordado que su institución acaba de cumplir 250 años. “Es un buen regalo de cumpleaños. Estamos recuperando un meteorito que desapareció en los años 60 de nuestra colección”, ha declarado en un acto en Madrid. Las investigaciones de la Guardia Civil apuntan a que Laborde Werlinden tenía la pieza en depósito, para su estudio, pero el rastro de la roca se esfumó en algún momento y el meteorito apareció en las manos del individuo de Hernani en 2015. “¿Lo perdió? ¿Se lo robaron? Estamos investigando”, señala el capitán.

De izquierda a derecha, el general José Berrocal, el investigador Rafael Zardoya, el capitán Marcos Santos y el cabo De Miguel, durante la entrega del meteorito de Reliegos al Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid. EFE/ Fernando Alvarado
De izquierda a derecha, el general José Berrocal, el investigador Rafael Zardoya, el capitán Marcos Santos y el cabo De Miguel, durante la entrega del meteorito de Reliegos al Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid. EFE/ Fernando AlvaradoFERNANDO ALVARADO (EFE)

El general de la Guardia Civil José Berrocal ha proclamado con solemnidad en el acto que “devolver a España lo que es de España” es una de sus labores más gratificantes. El meteorito formará parte a partir de ahora de la colección del museo, que cuenta con más de 300 ejemplares, incluyendo fragmentos que cayeron el 4 de enero de 2004 en Villalbeto de la Peña (Palencia). Fueron los primeros meteoritos recuperados en territorio español desde la roca extraterrestre de Reliegos en 1947. La exposición también muestra el meteorito más grande hallado en España —una roca de 140 kilos caída en la localidad murciana de Molina de Segura en 1858— y el más antiguo conocido, observado sobre Villanueva de Sigena (Huesca) en 1773.

La pieza de Reliegos recuperada por la Guardia Civil se exhibe en una vitrina desde este mismo miércoles, junto a otros dos fragmentos hermanos que ya formaban parte de la colección. Otro de sus trozos se encuentra en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano, en Washington (EE UU), por un intercambio de meteoritos habitual entre organismos.

Aurelio Nieto, conservador de la colección de geología del museo, lamenta la actual desprotección de los meteoritos y pide cambios legislativos. La pieza de Reliegos se ha podido recuperar porque estaba en el inventario de la institución. “Normalmente, si te encuentras un meteorito en España es tuyo”, critica el investigador. Nieto recuerda el caso de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), donde la familia Asensio López se encontró un meteorito de 100 kilos en 1980 y lo utilizó durante muchos años para prensar jamones.

Puedes escribirnos a manuel@esmateria.com o seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Sobre la firma

Manuel Ansede

Manuel Ansede es periodista científico y antes fue médico de animales. Es cofundador de Materia, la sección de Ciencia de EL PAÍS. Licenciado en Veterinaria en la Universidad Complutense de Madrid, hizo el Máster en Periodismo y Comunicación de la Ciencia, Tecnología, Medioambiente y Salud en la Universidad Carlos III

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS