_
_
_
_
_

China aprueba la comercialización de su primera vacuna contra la covid-19

Pekín ha anunciado también que las inyecciones no serán lucrativas y su precio se ajustará de acuerdo a los costes de producción

Revisión de viales de la vacuna contra la covid de Sinopharm, el pasado 25 de diciembre en Pekín.
Revisión de viales de la vacuna contra la covid de Sinopharm, el pasado 25 de diciembre en Pekín.Zhang Yuwei (AP)

China ha aprobado este jueves la comercialización de su primera vacuna contra la covid-19. Se trata del prototipo desarrollado por la farmacéutica estatal Sinopharm, que concluyó este miércoles la tercera y última fase de ensayos clínicos con una tasa de eficacia del 79%. El Gobierno del país han anunciado también que la solución se proporcionará a la población en una campaña no lucrativa.

Sinopharm presentó la solicitud ante las autoridades competentes ayer miércoles y en cuestión de horas recibió el visto bueno, según ha confirmado esta mañana en rueda de prensa Chen Shifei, subdirector de la Administración Nacional de Productos Médicos. “Después de una serie de rigurosos exámenes, evaluaciones, verificaciones y análisis de datos de acuerdo a la ley y procedimientos relevantes, se ha concluido que esta vacuna (...) tiene más beneficios potenciales que riesgos y por tanto cumple totalmente los requisitos para su comercialización”, ha informado el portavoz gubernamental.

Se trata de una aprobación “condicional”, tal y como ha puntualizado Chen, dado que “la Administración urge a la empresa a continuar con las pruebas” para “garantizar la calidad y la actualización de las especificaciones y etiquetas de acuerdo a efectos adversos y datos obtenidos en estudios posteriores al lanzamiento”. El portavoz también ha adelantado que el precio de la inyección se fijará de acuerdo al coste de producción. “Las vacunas son un bien público y el precio puede variar, pero la premisa primordial es que será proporcionada de manera gratuita”.

El proyecto de Sinopharm, desarrollado en colaboración con el Beijing Institute of Biological Products, consiste en una vacuna de virus inactivado. Esta porta una versión del virus alterada genéticamente para ser incapaz de reproducirse, pero que genera una respuesta inmune en el organismo. La solución se inocula por medio de dos inyecciones.

Los datos revelados este miércoles por la farmacéutica china evidencian una efectividad inferior a la de otros prototipos presentados con anterioridad. Las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech alcanzan el 95%, y la rusa Sputnik V el 91%. Sinopharm ya había concluido sus ensayos clínicos en Emiratos Árabes Unidos el pasado 9 de diciembre, donde los resultados provisionales le otorgaron un 86% de eficacia.

El comunicado emitido este miércoles, no obstante, apenas constaba de cinco líneas y dejaba muchas dudas por resolver, entre ellas sus posibles efectos secundarios. Chen ha detallado este jueves que “fiebre ligera ocurrió en menos del 0,1% [de los casos] y reacciones alérgicas graves, en dos por millón”. Sigue sin conocerse, no obstante, la población del estudio —es decir, la cantidad de sujetos examinados— ni cuántos recibieron el medicamento y a cuántos les fue administrado un placebo, pormenores habituales en documentos de este tipo.

Durante el encuentro, Xu Nanping, viceministro de Ciencia y Tecnología, ha informado de que ya son 14 los proyectos de vacunas chinas que se encuentran realizando estudios clínicos, cinco de ellos en su última fase. El responsable político también se ha mostrado confiado a la hora de asegurar que las soluciones que sean aprobadas serán efectivas contra las distintas variantes del virus, como la detectada en el Reino Unido, la cual en apariencia no es más mortal pero sí más contagiosa. “No hay pruebas de que las variantes tengan un impacto concreto en la efectividad de las vacunas”, ha asegurado Xu.

La vacuna de Sinopharm fue una de las tres aprobadas en julio para usos de emergencia. Desde entonces, la campaña de vacunación de grupos especiales ha provocado que ya se haya administrado el medicamento a más de dos millones de personas, según ha aclarado este jueves Zeng Yixin, subdirector de la Comisión Nacional de Salud. Las autoridades se han propuesto vacunar a 50 millones de personas antes del año nuevo lunar, a mediados de febrero, festividad que supone la mayor migración humana, con más de 3.000 millones de desplazamientos, y que el año pasado no pudo celebrarse con normalidad al coincidir con el estallido de la pandemia.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_