Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Pérez, espíritu andaluz en Tokio

Solo seis andaluces compitieron en Moscú 1980, 40 años después la capital nipona vivirá una invasión sureña

La gimnasta Ana Pérez en el pabellón Amate de Sevilla.
La gimnasta Ana Pérez en el pabellón Amate de Sevilla.

Hace 40 años, los estragos de la Guerra Fría provenientes de la invasión soviética de Afganistán provocaron que Estados Unidos y muchos de sus aliados no participaran en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980. España no secundó el boicot. Con el equipo español participaron en la capital rusa seis deportistas andaluces: Paco Sánchez Vargas y Antonio Paéz (atletismo); Urbano (fútbol); Juan José de la Casa (gimnasia); Manuel Vera (remo) y Francisco Peralta (tiro con arco). Ninguno consiguió obtener una medalla, aunque Sánchez Vargas obtuvo un fantástico quinto puesto en los 3.000 metros obstáculos.Cuatro décadas después, la realidad mundial, española y andaluza, ha cambiado una enormidad. A falta de que se consumen las clasificaciones para Tokio en los distintos Preolímpicos que se disputarán hasta el próximo mes de junio, ya hay un importante elenco de deportistas andaluces que tienen asegurada su presencia en Japón.

El espíritu andaluz en Tokio se reencarna en el talento de deportistas como Carolina Martín (bádminton); Damián Quintero (kárate); María Pérez (atletismo); Fátima Gálvez (tiro); Blanca Manchón (vela); Javier García y Jaime Canalejo (remo); Julia Figueroa (yudo); Paco Gaviño (hípica); Fabián, Dani Ceballos, Junior o incluso Sergio Ramos (fútbol) y Ana Pérez (gimnasia). Estos andaluces tienen un puesto fijo en los Juegos de Tokio. Rompen moldes porque acuden con serias opciones de lograr medalla y porque muchos de ellos son mujeres. No hubo ninguna andaluza olímpica en Moscú.

Cuarenta años después, hasta seis andaluzas, por el momento, acudirán a la cita olímpica. Una de ellas es la gimnasta Ana Pérez. “Claro que es un orgullo poder acudir a mis segundos Juegos como sevillana y andaluza. Me tengo que ganar todavía la plaza, pero lo haré con un trabajo meticuloso y regular”, destaca Pérez, desde los 16 años en Madrid, en el Centro de Alto Rendimiento que la gimnasia tiene en la capital de España. Ahora, a sus 22 años, encara sus segundos Juegos tras los de Río 2016.

“Llevo años en Madrid, pero siempre que salgo de Andalucía me entra bastante morriña. Mi deporte, la gimnasia, es muy minoritario, pero espero que poco a poco vaya creciendo. Necesitamos más visibilidad”, añade la sevillana. Ella es la capitana del equipo español de gimnasia artística que ha logrado la clasificación para Tokio. Pérez y tres deportistas más representarán a España. “Ojalá en Andalucía se pudiera crear un Centro de Alto Rendimiento. Yo no me habría marchado y creo que sería un fantástico banderín de enganche para los deportistas andaluces”, aclara. “Mi deporte es sacrificio, pasión y belleza”, recalca la andaluza, un ejemplo de compromiso y dedicación a un deporte durísimo que le ha provocado serias lesiones en las muñecas. Su espíritu, como el de sus compañeros, llevará una parte de Andalucía a Japón.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información