Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los restaurantes favoritos de la comunidad china en Madrid

Entre las recomendaciones, sopa de cabeza de merluza picante, zumos de maíz caliente o lengua de pato

Imágenes de Sichuan, El Bund y Juventud, algunos de los restaurantes de comida china más frecuentados por esta comunidad en Madrid.
Imágenes de Sichuan, El Bund y Juventud, algunos de los restaurantes de comida china más frecuentados por esta comunidad en Madrid.

El 25 de enero comienza el año nuevo chino. Pero durante todo el año se puede comer auténtica comida de este país en diferentes puntos de la ciudad. Estos son algunos de los lugares favoritos de la comunidad china en Madrid para ir con amigos, familia o para cerrar negocios.

Restaurante Lao Tou. ampliar foto
Restaurante Lao Tou.

Al recorrer las calles Nicolás Sánchez y Dolores Barranco de Usera, el Chinatown madrileño, se encuentran los restaurantes favoritos de los amantes de la gastronomía china más tradicional y las últimas aperturas de jóvenes emprendedores. En lo que fue la cervecería El Quite (de la que todavía conservan los azulejos decorados con corridas de toros), se halla el restaurante Lao Tou (Nicolás Sánchez, 35). Desde 2013, se ha convertido en el punto de reunión de muchas familias chinas que buscan la cocina de la región de Zheijang, de donde es la mayor parte de la población migrante del barrio. El plato estrella es la sopa de cabeza de merluza picante. Y se recomienda acompañar con unos exquisitos tallarines de carne y unas verduras, de las dos páginas de la carta dedicadas a ellas, que preparan al wok o al vapor. Las copas con un líquido amarillo que muchos beben son zumos de maíz caliente que, sorprendentemente, maridan a la perfección con todo el menú. Para los que les gusta probar cosas más exóticas, en la carta hay lengua de pato, intestinos de ganso o cabeza de pato frita picante.

Para el dulce y seguir conociendo el barrio, hay que acercarse al restaurante Xin Hong Dou (Nicolás Sánchez, 16). Al fondo del local, tienen una barra donde dispensan dulces de elaboración propia como churros chinos, pan relleno de dátiles o unos sabrosos zongzi, paquetitos de hojas de bambú atadas con una cuerda, en cuyo interior esconden una bola de arroz rellena de carne de cerdo marinada con soja. Además, venden leche de soja que también hacen ellos.

Recetas dulces en Zaza´s y en Mr. Orange.
Recetas dulces en Zaza´s y en Mr. Orange.

Si se busca algo más refinado, se puede acudir a una de las varias pastelerías de reciente apertura como Dulce Dulce (Amor Hermoso, 78) o Zaza’s (Dolores Barranco, 12). Esta última la regenta Sisi, una joven china que estudió pastelería en su país y abrió este pequeño local hace cuatro meses después de haberse hecho con una importante red de clientes chinos a través de la app WeChat. Elabora tartas por encargo y en su establecimiento minimalista solo vende seis tipos de pasteles. Mención especial a los Beibei, unos pequeños bizcochos con algas, sésamo, queso e hilos de carne deshidratada.

Malatang, el fast food chino

Restaurante Juventud. ampliar foto
Restaurante Juventud.

Esta comida callejera tan popular en China consiste en un buffet de verduras, setas, fideos, carnes y mariscos. Uno coge una bandeja al entrar, selecciona los ingredientes que va a tomar, paga al peso y los cocinan en una olla que después sirven en la mesa. En Madrid hay varios locales de este tipo. Pero el más querido por los estudiantes chinos que residen temporalmente en España es Restaurante Juventud (Reyes, 8). Está abierto de doce de la mañana a las once y media de la noche ininterrumpidamente y el kilo de ingredientes cuesta 14.95 euros. Las verduras, setas y fideos son siempre una buena opción y mejor pedirlas con caldo. Si uno no está acostumbrado al picante, que especifique que no quiere.

Restaurante Sichuan. ampliar foto
Restaurante Sichuan.

Siguiendo en el centro, a espaldas de la Gran Vía, se esconde uno de los restaurantes favoritos de quienes buscan auténtica cocina de la región de Sichuan. Su manejo del picante, la amabilidad del personal, el ambiente íntimo de las mesas del primer comedor y el sabor tradicional de cada una de las elaboraciones, hacen del Restaurante de Sichuan (Caballero de Gracia, 8) una parada gastronómica obligatoria. En la cocina vista que se encuentra a la entrada preparan las cazuelas a fuego lento. Y la que elaboran de ternera con kimchi es un festival de sabores. El mapo tofu, una especie de cuajada de soja servida en una salsa de chile y pimienta, es una de sus especialidades. Y el crujiente que consiguen darle a la piel del pato merece también ser pedido. Como acompañante, la verdura de temporada que hacen al wok es una buena opción.

Restaurante El Bund. ampliar foto
Restaurante El Bund.

A la hora de organizar comidas de negocios, muchos eligen el Restaurante El Bund (Arturo Baldasano, 22). Los íntimos salones de este acogedor chalet de Arturo Soria invitan a la conversación. Recomendado por la Embajada de China, hasta el 16 de febrero se puede degustar por 40 euros un menú especial de año nuevo, tanto a mediodía como por la noche, que recorre las cocinas de este país asiático. Destacan la suculenta presa de cerdo ibérico, el pato crujiente con setas en una deliciosa salsa Sha Cha y los Xiao Long Bao (dim sum típicos de Shanghái que, al igual que los tallarines y fideos, los elaboran artesanalmente en la cocina). Como colofón final hay que probar los tangyuan, unas pequeñas bolas de arroz glutinoso relleno de sésamo que toman para celebrar el año nuevo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información