Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia acaba su plan de pacificación del tráfico en el centro con cambios entre plaza de España y la avenida del Oeste

El Gobierno local acometerá las remodelaciones de la plaza del Ayuntamiento, de la Reina y del entorno de la Lonja

La confluencia de la plaza del San Agustín con la avenida del Oeste y San Vicente.
La confluencia de la plaza del San Agustín con la avenida del Oeste y San Vicente.

No hay plazos precisos todavía pero sí nuevo planeamiento. El Ayuntamiento de Valencia ya tiene lista la nueva ordenación del eje viario entre la plaza de España, la plaza de San Agustín y la avenida del Oeste con vistas a pacificar el tráfico en el centro de la capital y conseguir que algo más del 50% de su extensión acabe siendo peatonal, ha adelantado este jueves el concejal de Movilidad Sostenible de Valencia, Giuseppe Grezzi.

El edil ha anunciado la elaboración de un plan específico que recoja y unifique los criterios de actuación en toda Ciutat Vella y ha presentado la nueva planta viaria proyectada para el eje urbano de la avenida del Oeste-San Agustín y Plaza España, que permitirá ampliar en más de 4.000 metros cuadrados los espacios para uso peatonal.

Tanto el proyecto para el eje de la avenida del Oeste como las actuaciones llevadas a cabo en el anterior mandato: el límite de velocidad de 30 kilómetros por hora, la apertura de la plaza del Ayuntamiento a la ciudadanía cada último domingo de mes o la actuación en la calle Serranos y su entorno, han buscado humanizar las plazas y recuperar espacio peatonal.

Ahora, el propósito del Ayuntamiento es sacar adelante la semipeatonalización de la plaza del Ayuntamiento, a partir del 20 de marzo, proseguir luego con la remodelación de la plaza de la Reina, acometer la reforma del entorno de la Lonja y el Mercat Central y, por último, pacificar el trafico en el eje viario entre la plaza de España y la avenida del Oeste.

El concejal no ha dado un calendario preciso porque muchas de esas obras están supeditadas a informes de patrimonio y de otro tipo que pueden alterar lo que era la previsión original; pero lo que sí ha garantizado Grezzi es que serán obras que se dilatarán en el tiempo y no se harán a la vez.

En la avenida del Oeste se desviará el tráfico privado hacia Guillem de Castro por la calle Quevedo, se peatonalizará la práctica totalidad de la calle Huesca -salvo el carril de salida del aparcamiento- y creará un espacio de 450 metros cuadrados de bandas multifuncionales para zonas de carga y descarga, movilidad reducida y aparcabicis.

En la plaza de San Agustín dejará de haber paradas de la EMT, se ensancharán aceras por el lado de la iglesia y se construirá un carril bici que conectará con el anillo ciclista ya en funcionamiento. En la calle de San Vicente se ganará espacio de aceras en ambos lados de la calle.

En la calle Xàtiva se ampliarán las esquinas de las aceras, especialmente en el enlace con San Vicente, y se urbanizará el espacio que ya estaba previsto para uso peatonal cuando se ejecutó el Anillo Ciclista, lo mismo que en la zona norte de la calle San Vicente, donde también estaba ya reservado un espacio, todavía no reurbanizado.

Al sur de esta calle se duplicará el ancho de la acera. La calzada se mantendrá con un carril-bus, más dos carriles para la circulación general, y también se prevé habilitar las zonas multifuncionales. En el extremo del eje, la calle conectará con la infraestructura ciclista prevista en la Plaza de España.

Igualmente, en este encuentro informativo se ha adelantado que la C-1, la nueva línea lanzadera de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) que discurrirá por la Plaza del Ayuntamiento tras su peatonalización, entrará en funcionamiento el próximo 23 de marzo.

Esta línea será la única de la EMT que cruzará la Plaza del Ayuntamiento de lado a lado tras su cierre al tráfico y cubrirá el trayecto Porta de la Mar, calle de la Paz, primer tramo de la calle San Vicente, Plaza del Ayuntamiento, Marqués de Sotelo y Xàtiva-Luis Vives. Grezzi ha asegurado también que las obras del intercambiador de autobuses ubicado en este último punto, iniciadas este miércoles, estarán acabadas el 1 de marzo próximo.

Grezzi ha asegurado que los planes de pacificación del tráfico en el centro se iniciaron en 2016 con la actuación en el entorno de la calle de Serranos y desde entonces se ha reducido en más de 3.000 los coches que circulan con el centro de la capital.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >