Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comunes e Iglesias proponen una mesa de diálogo que acabe en un referéndum

La propuesta de En Comú Podem contempla blindar el autogobierno de Cataluña y la libertad de los presos

Pablo Iglesias y Ada Colau, en Barcelona, durante la campaña electoral de las municipales.
Pablo Iglesias y Ada Colau, en Barcelona, durante la campaña electoral de las municipales.

Podemos y los comunes han presentado este jueves en Barcelona su propuesta de solución del conflicto político entre Cataluña y España. Una propuesta que sale de En Comú-Podem y que asume la formación morada y que pasa, en primer lugar, por una mesa de diálogo, por blindar el autogobierno de Cataluña, y por hablar de la libertad de los líderes independentistas presos; y, en una segunda etapa, por trabajar un nuevo pacto entre Cataluña y España que se acabe votando en Cataluña. La propuesta ha sido expuesta durante una rueda de prensa en el Colegio de Periodistas por el candidato y líder de Podemos, Pablo Iglesias, el cabeza de lista de En Comú-Podem, Jaume Asens, y la alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau.

La alcaldesa ha defendido “cambiar los términos en los que planteamos el diálogo para que sea fructífero” y ha admitido que no será posible hasta pasadas las elecciones generales del 10 de noviembre. Colau ha pedido que el futuro diálogo se haga con discreción y rigor, al margen de llamadas, redes sociales y cartas públicas, al contrario de lo que han hecho en los últimos días el presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra. “Es necesario inaugurar una nueva etapa y ponernos de acuerdo en unos mínimos viables que no respondan a la lógica de vencedores y vencidos” y en la que todas las partes estén dispuestas a ceder, renunciando “a posicionamientos de máximos”.

Asens ha concretado la propuesta respecto al blindaje del autogobierno y se ha referido a cuestiones como la escuela catalana, la inmersión lingüística, los Mossos d’Esquadra, la Disposición adicional tercera del Estatut de Catalunya y los recursos y transferencias pendientes y revisar el sistema de financiación. El candidato de los comunes también ha insistido en su idea de reformar el Código Penal respecto al delito de sedición.

Iglesias ha asegurado que “hace suya” la propuesta de los comunes y ha asegurado que en Podemos se sienten “orgullosos de formar parte de un espacio que apueste por el diálogo”. El líder de Podemos ha asegurado que siguen apostando por una consulta, “pero sin plantear líneas rojas, dispuestos a escuchar otras opiniones y otras propuestas”.

El cabeza de lista de la formación morada ha manifestado que los dos principales retos del futuro gobierno serán la recesión económica y el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado español, en el que ha asegurado que Podemos “está dispuesto a escuchar”. Y ha hecho un “llamamiento responsable ante dos fracasos, como han sido el 155 como dispositivo de amenaza permanente y a la amenaza de la unilateralidad”.

Sobre la mesa de diálogo, Asens ha precisado que habría una en cada parlamento: el Congreso de los Diputados y el Parlament, y que trabajarían “en paralelo” con otra mesa entre los ejecutivos español y catalán. Y todo ello “sin líneas rojas”. “El objetivo prioritario es hacerlo sin condiciones previas, pero asumiendo que el acuerdo que salga nos comprometa a todos”.

Y respecto la pregunta de la consulta, Asens ha apuntado que la cuestión está abierta, porque todas las opciones (binaria o tres preguntas) tienen ventajas e inconvenientes. “No se puede excluir ni respuesta binaria ni más de dos opciones, la que tenga más consenso”, ha dicho.

La visita de Iglesias a Barcelona, que ha supuesto un cambio en su agenda, llega tras la del presidente en funciones, Pedro Sánchez, o las que han realizado otros candidatos a las elecciones generales tras la sentencia del procés. Es el caso de los cabezas de lista del PP, Pablo Casado, y o de Ciudadanos, Albert Rivera. Con todo, en su visita a la capital catalana evita el fin de semana, cuando en la ciudad hay convocadas manifestaciones tanto independentistas como constitucionalistas y es probable que la temperatura del conflicto político vuelva a subir. Iglesias también ha opinado sobre la resolución votada en el Parlament esta semana y se ha mostrado partidario de que en la cámara catalana se pueda hablar de todo, pero que las votaciones se decidan cuestiones dentro del ámbito de las competencias propias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >