_
_
_
_

Colau estudiará implantar un peaje contra la contaminación en Barcelona

La alcaldesa explica que la decisión se tomará si la restricción de vehículos contaminantes a partir de enero no es suficiente

Clara Blanchar
La alcaldesa Ada Colau, durante el pleno que aprobó el organigrama municipal.
La alcaldesa Ada Colau, durante el pleno que aprobó el organigrama municipal.Albert Garcia (EL PAÍS)
Más información
El AMB apuesta por reconvertir los peajes en tasas contra la contaminación
Los expertos ven tibias las medidas de Colau contra la contaminación
Un estudio estima que el peaje urbano sacaría 190 millones de coches de Madrid y Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afirmado este miércoles que el Ayuntamiento estudia la implantación de un peaje contra la contaminación como el que tienen otras ciudades europeas para reducir el tráfico y, por lo tanto, las emisiones. Es la primera vez que la propia alcaldesa afirma que esta infraestructura es una posibilidad y ha concretado que la decisión se tomará en julio de 2020, cuando se evalúe el impacto de la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en sus primeros seis meses de funcionamiento. La ZBE comprende el perímetro de las Rondas y se prohibirá circular en su interior a los coches más contaminantes, los que no tienen etiqueta ambiental. En paralelo, la ciudad trabaja desde la semana pasada con entidades, expertos, partidos y otras administraciones para concretar medidas con vistas a declarar la Emergencia Climática a principios del año que viene.

"El 1 de enero de 2020 entra en vigor la restricción a los coches más contaminantes, pero hemos de estudiar otras medidas, como el peaje, que es una de las propuestas de las entidades y está sobre la mesa. Si tras seis meses evaluamos que el impacto [de la Zona de Bajas Emisiones] es insuficiente para reducir la contaminación habrá que implantar otras medidas", ha afirmado Colau durante una entrevista en TV3. La alcaldesa, con todo, ha recordado que una medida así debe acordarse con el resto de administraciones. Un estudio publicado recientemente afirma que un peaje urbano contra la contaminación reduciría las emisiones en un 11%.

En marzo pasado, con la ciudad en alerta por contaminación por partículas en suspensión, la teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, respondió a las críticas de inacción por parte de ecologistas y expertos que el ejecutivo "no descartaba" ninguna medida, "incluso el peaje urbano". Tres semanas después fue el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) quien apostó por reconvertir los actuales peajes de concesión de los accesos de la ciudad que vencen los próximos años hacia una "tasa de congestión y contaminación para el vehículo privado". La idea figura en el Plan Metropolitano de Movilidad Urbana (PMMU) para el periodo 2019-2024.

Al ser preguntada por la lucha contra la contaminación Colau ha insistido en la idea que lanzó hace dos semanas, de limitar el crecimiento de grandes infraestructuras como el Puerto o el Aeropuerto, una restricción vinculada siempre a la lucha contra la contaminación. Es "contradictorio" ha dicho, plantear la emergencia climática y considerar que el crecimiento de estas infraestructuras puede ser infinito.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_