Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Govern pide a Sánchez que haya diálogo pero “sin condiciones”

“Cataluña y España no pueden gobernar de espaldas la una a la otra", ha asegurado la portavoz del Ejecutivo catalán

La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, este martes.
La consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, este martes. EFE

El Gobierno catalán ha evaluado este martes, en su reunión semanal, el resultado de las elecciones generales del domingo y ha hecho un llamamiento para que se retome el diálogo entre Administraciones, pero “sin condiciones”. “Cataluña y España no pueden gobernar de espaldas la una a la otra", ha asegurado la portavoz del Govern, Meritxell Budó.

“Nos sentaremos en la mesa para hablar de Gobierno a Govern, para hablar de todo lo que haga falta”, ha asegurado la portavoz. Durante la campaña electoral, en la que ERC ganó en votos en Cataluña y obtuvo 15 escaños, los republicanos y Junts per Catalunya hicieron sendos llamamientos a reanudar el diálogo con el Gobierno central que resultara de las urnas para intentar desbloquear la situación política en Cataluña.

ERC, de hecho, ha puesto el restablecimiento de esa mesa de diálogo, en la que se hable de la celebración de un posible referéndum de independencia, como condiciones para apoyar la investidura de Pedro Sánchez. El líder de los socialistas también ha tendido la mano pero ha asegurado que el límite de esos acercamientos es “el respeto a la Constitución”.

El diálogo entre la Generalitat y el Gobierno central se rompió en febrero pasado después de que ambas partes no se pusieran de acuerdo sobre el orden del día de esos encuentros y sobre la presencia de un relator que certificara los acuerdos. Los independentistas querían que se pusiera el derecho de autodeterminación sobre la mesa, algo que el Gobierno considera que se escapa a sus límites. Sánchez proponía debatir en esa mesa, además, su propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía.

La también consejera de Presidencia ha querido restar importancia al hecho de que ERC haya obtenido 500.000 votos más que Junts per Catalunya (ambos socios en el Ejecutivo catalán y ha puesto en valor que el independentismo tenga 22 diputados en el Congreso. Un peso que, sin embargo, podría no condicionar la investidura ya que Sánchez quiere intentar gobernar en solitario. Budó ha declinado a comentar las declaraciones del líder del PSC, Miquel Iceta, en las que aseguraba que no se le podía dar la llave de la estabilidad a los independentistas

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información