Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las campañas de JuntsxCat y ERC suben el voltaje con los actos de los presos

Las dos formaciones han adaptado mitines el fin de semana para que participasen Junqueras, Romeva, Turull y Rull

Oriol Junqueras y Raül Romeva intervienen en un mitin de ERC en Cambrils desde la cárcel de Soto del Real.rn rn rn
Oriol Junqueras y Raül Romeva intervienen en un mitin de ERC en Cambrils desde la cárcel de Soto del Real.

El guion previsto en las campañas electorales de Junts per Catalunya y Esquerra Republicana de Catalunya, las dos formaciones con candidatos en sus listas en prisión preventiva por la causa del procés, saltó por los aires el martes  pasado después de que la Junta Electoral Central (JEC) autorizara a Oriol Junqueras ser entrevistado en la cárcel de Soto del Real. Fue el primer acto realizado desde esa prisión, al que han seguido más este fin de semana. Unas conexiones complejas que se viven intensamente fuera y dentro del penal.

Las dos formaciones pidieron a la Junta Electoral Central que los políticos que eran candidatos a las elecciones del 28-A —Oriol Junqueras y Raül Romeva de ERC y Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull de Junts per Catalunya— pudieran participar en actos electorales, conceder entrevistas, intervenir en los debates televisados y convocar ruedas de prensa. “La verdad es que lo hicimos con poca esperanza de que nos autorizaran porque ya lo hicimos en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre y la respuesta fue que no”, apunta el portavoz de ERC, Sergi Sabrià.

No quiere entrar en cábalas en si hay un razón de fondo en las autorizaciones de la JEC —si, por ejemplo, la celebración del juicio del procés pueda tener algo que ver— porque cree que lo más importante es el efecto positivo que está provocando en la campaña aunque la realización sea bastante más complicada: “Es muy distinto hacer un mitin leyendo una carta de Junqueras desde la cárcel a que entre él en directo y que se le pueda escuchar y ver, aunque sea desde una sala de la cárcel”, añade. “Cambia por completo, aunque haya cierta emoción contenida porque mucha gente hace tiempo que no les ve. Está claro que vale la pena improvisar lo que haga falta y adaptar los actos si ellos pueden intervenir”, comentan desde Junts per Catalunya que así lo hicieron el sábado con la intervención de Jordi Turull desde La Seu d’Urgell y ayer con Josep Rull que pudo entrar en el acto que hacían en Reus.

Los equipos de campaña lo pasan mal por la realización. En las intervenciones en mítines las dos formaciones han optado por enviar a técnicos propios para asegurar las conexiones que, no obstante, a veces han fallado al principio de la emisión. Tanto Junts per Catalunya como ERC reconocen que los responsables de la cárcel de Soto del Real están dando facilidades para montar el dispositivo y que la sala está a punto.

“Hasta ahora el criterio de la Junta Electoral ha sido el de permitir las conexiones desde la cárcel si no interfiere en el normal funcionamiento del penal y, sobe todo, fuera del horario de las vistas en el Tribunal Supremo”, apunta Sabrià. Tanto Esquerra como Junts per Catalunya en sus primeras peticiones habían planteado que los candidatos pudieran participar personalmente en actos de campaña, —lo que suponía que salieran de la cárcel—, que intervinieran en los debates televisivos y que pudieran aprovechar los descansos de la vista oral. Nada de eso ha sido autorizado.

En la carpeta de intervenciones pendientes, Junts per Catalunya tuvo el sí anoche de la JEC a que Jordi Sánchez interveniera en un acto que se celebrará en la sede de la formación de Barcelona. Desde Esquerra aguardan también la resolución de la JEC para que Junqueras pueda intervenir en el acto final de campaña el próximo viernes, día en el que no habrá sesiones del juicio en el Tribunal Supremo.

 

 

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >