Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vino catalán crece pero frena en el mercado español

Las DO catalanas suman ventas pero no logran hueco en las cartas de los restaurantes de fuera de Cataluña

Viñedos en el Penedès.
Viñedos en el Penedès.

Los vinos catalanes ganan cuota de mercado pero chocan con dos barreras endémicas: el poder de la marca Rioja y las dificultades que tienen las etiquetas catalanas para hacerse un hueco en las cartas de los restaurantes. Un informe presentado por el Incavi, Instituto Catalán del Vino, recoge que la comercialización de vino catalán con Denominación de Origen (DO) crece en Cataluña hasta alcanzar el 38,7% de las ventas, pero, en cambio, tiene una capacidad de penetración limitada en el global del mercado español.

El informe que la consultora Nielsen ha elaborado para el Incavi evalúa la evolución del consumo de vino en el global de España. Se bebe menos vino pero se paga más caro. Pese a que hay una caída del 1,9% de los litros comercializados, el valor del negocio crece un 7,3%. Las cifras revelan que los vinos con Denominación de Orígen (DO) sufren menos el descenso de las ventas, se acota en el -0,19%, y se hace más acusado en el popular vino de mesa: -4,2%.

En este contexto, el Incavi trata de analizar el gancho de las once DO catalanas. Penedès, Terra Alta, Montsant, Costers del Segre, Priorat, Empordà, Tarragona, Pla de Bages, Conca de Barberà, Alella y el cajón de sastre que supone a DO Cataluña copan un 38,7% del mercado del vino en Cataluña. Cuatro de cada diez botellas vendidas salen de las bodegas catalanas y el dominio abarca tanto el canal alimentación como la restauración. Salvador Puig valora positivamente la dinámica porque "demuestra el dinamismo que las DO y las bodegas llevan a cabo para incrementar la comercialización de sus vinos y, a la vez, hay un interés del consumidor catalán". Sin embargo, el informe de Nielsen destaca que la preeminecia del vino catalán solo se produce si se computa de manera conjunta la actividad de las 11 DO. Si las cuentas se echan de manera individual, la DO Rioja sigue líder indiscutible, 24,6%, pese a haberse dejado por el camino cuatro puntos porcentuales en los últimos tres años. Salvador Puig, director general del Incavi, se excusa en la dura competencia que supone la hiperactividad riojana: "Los 350 millones de botellas que produce Rioja son la suma de todo el vino y del cava que se elabora en Cataluña".

En el global del mercado español, la presencia de los vinos catalanes se difumina y, pese a una dinámica creciente, apenas representan un 7,8% del total. Nielsen también ha estudiado qué peso tiene el vino catalán en el mercado español, una vez restadas las ventas que se quedan en Cataluña. El análisis arroja una realidad dual. En tiendas y supermercados se nota un ligero incremento de las ventas de botellas catalanas, se pasa del 2,9% al 5,6% en tres años, pero, paralelamente, hay un estancamiento en los restaurantes: el peso de las 11 DO catalanas apenas llega al 0,75%, un dato inferior incluso que el 0,84% registrado en 2016.

La disparidad de tendencias entre el mercado catalán y el español también se manifiesta en la clasificación de las DO preferidas. En Cataluña lidera la generalista DO Cataluña, que etiqueta a aquellos vinos que no se han elaborado en ninguna de las áreas delimitadas como DO propia, y, en cambio, en el mercado español, los preferidos son los vinos de la Terra Alta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >