Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra reivindica el nuevo grupo de escoltas de los Mossos

El presidente acusa a Arrimadas de "provinciana" por censurar la creación de esa unidad policial

Quim Torra, en el Parlament, en una imagen de archivo.
Quim Torra, en el Parlament, en una imagen de archivo. EFE

Quim Torra, presidente de la Generalitat, ha defendido esta mañana en el Pleno del Parlament la creación de un grupo de escoltas de los Mossos que dependa exclusivamente del Departamento de Presidencia para proteger a los presidentes y expresidentes y que se está gestando sin la complicidad de los mandos policiales. Los sindicatos y ERC, socio de gobierno de Junts per Catalunya, se han desmarcado del proyecto que Torra ha defendido con vehemencia. "Hacemos lo mismo que ha hecho el Estado español, francés e inglés", ha sostenido.

Durante un momento de la sesión de control, Inés Arrimadas, líder de la oposición, ha calificado de "vergüenza" que el Departamento de Presidencia haya impulsado la creación de esa unidad policial al alegar que está destinada solo para proteger a los políticos "fugados" y "enchufados". "¿Y esa área pretoriana? ¿No se fían de los Mossos? ¿Cuándo lo decidió? ¿Cuándo Trapero largó en el juicio? ¿Premian a mossos independentistas y castigan al mosso de la república no existe?", se ha preguntado. "Rece mucho para que Sánchez gobierne", le ha espetado.

Torra ha recriminado a la diputada el vocabulario que ha empleado -"¿Qué quiere decir que Trapero largó? ¿Por qué utiliza esas expresiones?"- y la ha calificado de "provinciana" porque esas áreas de seguridad, afirma, existen en los estados francés, inglés y el español. "Usted personaliza el fracaso más homérico y espectacular", ha afirmado Torra acusando a Arrimadas de haber desperdiciado la mayoría que logró el 21-D al apostar por romper los consensos.

La nueva área de escoltas de Mossos está generando malestar en la policía autonómica. Los sindicatos han criticado las formas y las intenciones con las que nace el nuevo grupo policial. "No nos gusta la manera en que se está haciendo, por la falta de transparencia y por la rapidez", critica el portavoz del sindicato mayoritario, Sap-Fepol, Toni Castejón. Hasta ahora, los escoltas de Mossos formaban parte de la Comisaría General de Recursos Operativos, dentro del organigrama policial. A través de un decreto, y a espaldas de la jefatura operativa de la policía catalana, el president ha dividido el área de escoltas: la protección del presidente y expresidentes dependerá de la recién creada Área de Seguridad Institucional (ASI), sujeta funcionalmente a presidencia, y orgánicamente, a la dirección general de la policía. Los jefes de Mossos dejan de mandar y controlar a esos escoltas.

En una respuesta parlamentaria al PSC, el departamento de Presidència ha detallado que la creción de esta nueva unidad de escoltas no es exclusiva de la Generalitat, al exisitir un área parecida en la Moncloa. El Govern aclara que la nueva dotación no comportará un incremento presupuestario porque se trata de una reorganización interna de efectivos. La composición de esta unidad se hará mediante los agentes que ya realizan estas funciones, pero que ahora pasarán a depender del departamento de Presidència -que mantendrán cargo y salario-, y mediante un llamamiento público a los Mossos que quieran incorporarse. La elección de estos mossos se hará por libre designación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >