Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El regreso de jueces y fiscales a un acto de Mossos escenifica el deshielo entre ambas instituciones

Tras un año y medio de relaciones maltrechas, la fiscal jefe de Barcelona y la jueza decana acuden al día de Las Esquadras de la región

La jueza decana, Mercè Caso, y la fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón, en un acto de Mossos.
La jueza decana, Mercè Caso, y la fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón, en un acto de Mossos.

Después de un año y medio de distanciamiento entre la Judicatura y los Mossos, hoy se ha escenificado públicamente el deshielo. La fiscal jefa de Barcelona, Concepción Talón, y la juez decana de la ciudad, Mercè Caso, han asistido al acto oficial de Las Esquadras –la festividad de los Mossos- de la ciudad de Barcelona. Además, tres magistrados han recibido una mellada por parte de la policía catalana. "Contáis con nuestra más absoluta y sincera lealtad", les ha dicho el comisario jefe de Barcelona, Carles Anfruns, en su discurso.

Poco a poco, la interlocución de los Mossos d'Esquadra con jueces y fiscales va recuperando la normalidad después de que el procés hiciese tierra quemada entre ambas instituciones. Aunque en algunos sectores todavía persisten los recelos hacia los Mossos, vistos como una policía desleal, fuentes policiales aseguran que la situación vuelve lentamente al cauce de siempre.

Barcelona fue uno de los lugares donde más se notó la ruptura tras el referéndum del 1 de octubre. La exfiscal jefa de la provincia Ana Magaldi acabó con la relación con la Escuela de Mossos -el Instituto de Seguridad Pública de Cataluña- por su papel el 1 de octubre. También decidió no encargar a los Mossos investigaciones que llegaban al ministerio público. Su sucesora en el cargo se encuentra hoy sentada en el auditorio del Palacio de Congresos de Barcelona, junto a la cúpula policial de la ciudad.

Los Mossos se han esforzado por retomar las maltrechas relaciones. Han enviado a sus mandos a visitar a los jueces y fiscales para mostrarles su lealtad. Ha sido un proceso largo, que se activó ya a finales de 2017 para intentar cerrar las heridas. Fuentes policiales aseguran que las declaraciones del mayor Josep Lluís Trapero, y del resto de comisarios, entre ellos Ferran López, también han ayudado a destensar las relaciones.

Al acto de hoy en Barcelona no ha asistido el conseller de Interior, Miquel Buch, que se ha desplazado a Las Esquadras de Tarragona. El acto central de Mossos está previsto para junio. Los mensajes políticos son lo que más hace peligrar las delicadas relaciones entre el cuerpo policial y la judicatura. En febrero del año pasado, en un acto del Colegio de Abogados de Barcelona, el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, y la fiscal jefa de Barcelona, Concepción Talón, dejaron la sala después de que el presidente del Parlament, Roger Torrent, denunciara la existencia de “presos políticos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >