Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cinco catalanes dona dinero a fundaciones sin ánimo de lucro

En la última década se ha duplicado el número de filántropos en Cataluña

Declaracion de la renta 2019
Un contribuyente confecciona la declaración de la renta

Una de cada cinco declaraciones de la renta en Cataluña destina dinero a algún tipo de fundación sin ánimo de lucro. Según el informe “La filantropía en Cataluña”, presentado este lunes por la Coordinadora Catalana de Fundacions (CCF), desde 2003 se ha doblado el número de donantes pasando de 309.000 a los 655.000 que registró la campaña de 2016.

El informe también revela que el número de donaciones aumenta según ascienden los tramos de renta. En la franja más baja, los trabajadores que cobran entre 1.500 y 12.000 euros al año, solo un 4% hace algún tipo de donación con una media de 92 euros, mientras que entre las rentas superiores a 60.000 euros llega a un 50% con 248 euros donados de media. Junto al número de filántropos también se ha doblado la donación media, pasando de los 71 euros para el año 2003, a los 146 del 2016. Un aumento motivado, según ha explicado el presidente de la CCF, Pere Fàbregas, por el cambio regulatorio de 2014 que permitió la desgravación del 75% de los primeros 150 euros.

"La evolución del período analizado muestra cómo las donaciones han sido muy superiores al crecimiento económico, ya que entre 2003 y 2016 el PIB catalán ha crecido un 41 %, mientras que las donaciones lo han hecho un 194 %", ha explicado Fàbregas. El presidente de la CCF ha subrayado la importancia de la fiscalidad: “si se desgravara aquí lo que se desgrava en Francia, prácticamente el doble, indudablemente las donaciones aumentarían”. 

Otro de los aspectos que refleja el informe es un cambio en la finalidad de los donativos, con un retorno a las causas de proximidad. El experto en filantropía Ricard Valls ha explicado la evolución desde las causas internacionales de los primeros años del estudio, a las fundaciones locales de la actualidad, por el miedo a los efectos de la globalización y por la pérdida de confianza en las ONG de cooperación internacional. También ha destacado un aumento en las causas relacionadas con la salud y el bienestar. Y ha puesto de ejemplo el caso de la construcción de una planta oncológica de Manresa que en año y medio fue capaz de recaudar más de un millón de euros.

Valls también ha destacado la dificultad para llegar a la población menor de 35 años, por la inestabilidad que sufre esta franja de la población y por una diferente mentalidad que no concibe una donación mensual fija, y que opta por donar para causas concretas. Además, ha señalado la necesidad de extender el uso de la tecnología para favorecer la filantropía, y ha puesto de ejemplo el caso de las empresas que facilitan la opción de hacer un donativo en el momento en el que el cliente realiza el pago.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información