Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia reitera la clausura del mercado de la Elipa

Los magistrados sostienen que los locales carecen de licencia de mantenimiento y que la apertura se hizo sin permiso de construcción

La galería comercial de La Elipa, en octubre de 2017.
La galería comercial de La Elipa, en octubre de 2017.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha confirmado el cierre total de la Galería Comercial de la Elipa, un mercado de alimentación en el que sobreviven siete de los 113 puestos que hubo desde que se abriera en 1962. Así consta en la sentencia en la que los magistrados desestiman el recurso interpuesto por la dirección de la comunidad del edificio contra la sentencia, de septiembre de 2017, dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 27 de Madrid. En esta, los jueces del TSJM ordenaban el cierre total del mercado, ya que la apertura de los locales comerciales se hizo sin licencia de construcción ni de mantenimiento.

Esta sentencia no es firme, por lo que el Tribunal Supremo tendrá la última palabra. El litigio tiene como protagonistas a los propietarios de los locales, que tienen que afrontar el gasto del mantenimiento del espacio. Esta galería abrió a principios de la década de 1960 con 113 puestos, de los que que quedan siete; cuatro interiores —dos fruterías, una carnicería y una pollería y tres exteriores una farmacia, una droguería y un local de moda.

Los dueños de estos puestos dirigen la Junta de Gobierno, junto con la comisión de ventas. Los propietarios de los locales cerrados luchan por la seguridad de los vecinos. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 27 de Madrid sostuvo en su resolución que los responsables del mercado no habían podido aportar la licencia de funcionamiento necesaria. En el recurso que presentaron, los propietarios expusieron que "todos y cada uno de los negocios que operan tanto en el interior de la galería como en el exterior a pie de calle, gozan de licencias de actividad y funcionamiento otorgadas por la propia Administración".

El colectivo mantiene que aplicando el Decreto de 7 de diciembre de 1961 (por la fecha de la solicitud de la licencia) y teniendo en cuenta el Decreto 3494/1964, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, se debe entender concedida la licencia por silencio positivo; algo que rechazan los magistrados rechazan

"Están dejando morir el mercado --en alusión a varios de los dueños-- para que acabemos firmando y para que se venda a un agente inmobiliario. Queremos que los vecinos sepan la verdad", ha señalado a Europa Press varios de los propietarios, quien sostienen que se está haciendo una especie de "mobbing inmobiliario". También ha cargado contra la Comunidad de Madrid por seguir esa "línea de abandono", quejándose de que se les haya multado por diversos defectos graves en el mantenimiento de la finca.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información