Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La experiencia ultra en el Henares

Los partidos aíslan a España 2000 para evitar el crecimiento de la extrema derecha en los municipios del este de Madrid

El concejal de España 2000 en Alcalá de Henares, Rafael Ripoll, durante una intervención en el pleno. Ampliar foto
El concejal de España 2000 en Alcalá de Henares, Rafael Ripoll, durante una intervención en el pleno.

Se avecina un calendario electoral intenso. Las encuestas pronostican que la ultraderecha logrará colarse en las instituciones propulsada por Vox. En el corredor del Henares, al sureste de la región, sus correligionarios cuentan con representación municipal desde 2011. Hace cuatro años España 2000 aumentó hasta seis sus concejales en cuatro localidades. El resto de formaciones les acusa de xenófobos y populistas y han tratado de aislarles para impedir su crecimiento en las elecciones municipales del 26 de mayo.

España 2000 se define en su web como un partido “social y patriota” que está en contra de la inmigración “descontrolada” y defiende la unidad nacional. Se fundó en 2002 en la Comunidad Valenciana y fue allí donde consiguió sus primeros ediles en 2007. Ahora en esa región solo mantiene uno de los siete concejales con los que cuenta en todo el país. Los otros seis están en el corredor del Henares, una zona industrial en la A-2 formada por 32 municipios de las provincias de Madrid y Guadalajara. Ahí viven 650.000 personas, una de cada cinco, extranjeras.

“La crisis tuvo un gran impacto en cuanto a desempleo y eso ha sido un caldo de cultivo para la ultraderecha, que culpa a los inmigrantes. En la anterior legislatura se hizo un cordón sanitario que demostró ser efectivo en las pasadas elecciones”, explica Javier Galán, concejal de Somos en Alcalá de Henares. Fue en esta localidad donde España 2000 logró su primer edil en Madrid en 2011. En los siguientes comicios el número de representantes en el corredor del Henares aumentó hasta los seis: tres en Los Santos de la Humosa y uno en Alcalá, San Fernando y Velilla de San Antonio.

En las próximas elecciones España 2000 tendrá que disputarse el voto con Vox, que presentará candidatura en la mayoría de los municipios madrileños. Sus dirigentes descartan pasarse al partido de Santiago Abascal y cualquier acuerdo con esa formación. “No nos preocupa el auge de Vox. Es cierto que tiene una gran repercusión mediática, pero nosotros disponemos de una base que sigue creciendo”, reconoce Sandro Algaba, concejal de España 2000 en San Fernando de Henares. En su opinión, ambas formaciones luchan por votantes diferentes, ya que “la mayoría de quienes simpatiza con Vox procede del PP y a nosotros nos vota gente de izquierdas”.

“No hay suficiente para todos”

En Los Santos de la Humosa pocos imaginaban que España 2000 se convertiría en la segunda fuerza hace cuatro años, solo superada por el PSOE (seis concejales de 11). La Avenida Madrid, su arteria principal, soporta un incesante tráfico que contrasta con los pocos vecinos que transitan por sus calles. Parece un pueblo fantasma, pero aquí viven 2.500 habitantes, 423 extranjeros según datos municipales. Montse, de 52 años, vive en esa travesía: “La gente aquí es muy conservadora. Siempre ganaba el PP, pero España 2000 presentó vecinos conocidos y dio la sorpresa”. En los noventa, los partidos ya advertían de la irrupción de estas formaciones. En 1995, el consejero de Presidencia tuvo que comparecer en la Asamblea para informar de la creciente violencia protagonizada por bandas de ultraderecha en la región, aunque no la vinculó con ninguna organización.

Otra mujer que vive junto a la abandonada plaza de toros de Los Santos de la Humosa señala que la localidad se muere poco a poco: “Han cerrado los bares y solo quedan dos tiendas pequeñas donde comprar. La gente vota a otras opciones esperando que cambie algo”. Uno de esos negocios es propiedad de María José Martínez, concejal de España 2000. Asegura que ingresó en la candidatura “para trabajar por sus vecinos”. Y matiza: “Si hay un plato de comida, es para los nuestros. No hay suficiente para todos”. Martínez sostiene que los ciudadanos les han votado “cansados de la gestión del PSOE y del PP”, pero que estos partidos no aprueban ahora sus propuestas. Cree que esa táctica les ayudará a conseguir la alcaldía en mayo.

“Al principio pensaba que Los Santos de la Humosa no tenía problemas de xenofobia. Con el tiempo percibo que subyace un problema de gran calado que es muy difícil de erradicar”, asegura el regidor, el socialista José Ignacio Fernández Cogedor. En su opinión España 2000 presenta mociones populistas para llegar con rapidez a la ciudadanía, aunque han creado un cordón sanitario para impedir que se propague. “Tenemos 140 desempleados. Es fundamental descender el paro. Es el caldo de cultivo idóneo para la ultraderecha”, considera el alcalde. Joaquín Calzada, de San Fernando Sí Puede, recuerda que el corredor del Henares siempre fue un núcleo fuerte para la ultraderecha, pero ahora “el choque en Cataluña fomenta su crecimiento”.

Populismo

España 2000 también tiene un concejal en Velilla de San Antonio. La alcaldesa, Antonia Alcázar (PSOE), afirma que no existen problemas de inmigración porque “está totalmente integrada” en el municipio, de 12.300 habitantes, 1.235 de origen foráneo según datos del Observatorio de Inmigración de la Comunidad. Aun así, asegura estar cumpliendo “a rajatabla” el cordón sanitario. Alcázar sostiene que el auge de este partido en la localidad está relacionado con la tergiversación de algunos datos, como las ayudas públicas a inmigrantes. Y ofrece la cifra oficial: “En Velilla solo el 10% de los usuarios de servicios sociales son de origen extranjero”.

“Los inmigrantes han entrado con la pulserita del todo incluido y los españoles estamos pagando la factura. El aforo está completo”, asegura Rafael Ripoll, presidente nacional de España 2000 desde 2015 y concejal en Alcalá de Henares. Sin embargo, un informe elaborado el año pasado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que España necesita más de cinco millones de extranjeros hasta 2050 para compensar la baja tasa de natalidad y mantener su Seguridad Social.

En las últimas municipales, España 2000 se quedó a 180 votos de obtener el segundo edil en la ciudad complutense. “No sé si tenemos un mensaje populista. Lo que está pasando es que nuestros jóvenes se tienen que marchar porque no tienen oportunidades aquí”, insiste Ripoll, que huye de la etiqueta de extrema derecha. Explica que muchos de sus partidarios votaban antes a opciones de izquierda. Y destaca: “Nuestro apoyo es mayor en barrios desfavorecidos”. Javier Galán, concejal de Somos en Alcalá, coincide en el diagnóstico: “La diferencia entre Vox y España 2000 es que estos últimos inciden en el trabajador, recuerdan más al falangismo”.

Berta Barbet, profesora de Comportamiento Electoral en la Universidad Autónoma de Barcelona, reconoce que existe “una especie de tormenta perfecta” que posibilidad el ascenso de la ultraderecha. Barbet explica que si comenzaron apareciendo en los municipios fue porque en ese estamento las campañas exigen menos recursos. Y revela: “El cordón sanitario vale cuando el discurso no entra en la agenda. Cuando lo hace, solo sirve para que crezca. En algunos casos la ultraderecha se desgasta sola, en otros lo hacen porque el resto de partidos articula un buen discurso, pero no existe ninguna receta para combatirla”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información