Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cifras que desmienten el discurso de Vox sobre la violencia de género

Agresiones sexuales, abusos, acoso, asesinatos... Los datos tienen una víctima clara, la mujer, y un victimario también claro, el hombre

El presidente del PP, Pablo Casado, en un acto en Las Palmas de Gran Canaria, este viernes. ELVIRA URQUIJO (EFE) / ATLAS

En ruedas de prensa, redes sociales y declaraciones a los medios de comunicación, Vox dice que hay una violencia de mujeres contra hombres de forma generalizada, que la Ley de Violencia de Género los discrimina a ellos o que desde el Gobierno se oculta información respecto a esto. Sin embargo, los datos existentes lo desmienten.

En España, y de forma mayoritaria en el mundo, la estadística sobre violencia de género incluye a las mujeres por defecto como víctimas y a los hombres como victimarios, ocurre en el Instituto Nacional de Estadística, en los recuentos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género o en los ministerios que recaban información al respecto. En el mundo, los datos respecto a violencia y desigualdad sobre las mujeres llevan décadas alarmando a Gobiernos y organismos internacionales, que refieren a ella como una epidemia mundial.

La confusión en el uso de los términos de violencia de género y violencia doméstica, las cifras aleatorias y sin contexto que se lanzan en medio de los discursos, los números inventados y las argumentaciones falaces contribuyen a enmarañar la realidad y engañan a la ciudadanía. Aquí, información y datos sobre la realidad española.  

Los términos

¿Qué es la violencia de género y qué es la violencia contra la mujer?

El término violencia de género, asentado de forma más oficial desde 1995, tras la Conferencia Mundial sobre la Mujer en Pekín, hace alusión a la violencia física o psicológica que se ejerce contra alguien por su género. Es un concepto más amplio que el de violencia contra la mujer y desde ONU Mujeres explican que aunque las víctimas son en su inmensa mayoría niñas y mujeres, puede ser ejercida contra cualquier persona.

Precisamente por esa mayoría de víctimas femeninas, se suele usar como sinónimo de violencia contra la mujer, que, según Naciones Unidas apuntó en su declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer en 1993, es “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

En España existe desde 2004 una ley específica, la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género con el objetivo de “actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”, para “prevenir, sancionar y erradicar esta violencia y prestar asistencia a las mujeres, a sus hijos menores y a los menores sujetos a su tutela, o guarda y custodia, víctimas de esta violencia” y recoge “todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad”. También está presente en leyes autonómicas de varias regiones, y, en 2017, se firmó el Pacto de Estado contra la Violencia de Género que obtuvo fondos el pasado agosto.

Además, se recoge en numerosas leyes locales, autonómicas, nacionales, regionales e internacionales que afectan a países de todos los continentes. Desde la Declaración de Naciones Unidas sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de 1993 hasta el Convenio de Estambul, un acuerdo del Consejo de Europa en este ámbito, firmado en 2011 y ratificado por España en 2014.

¿Qué es la violencia doméstica o intrafamiliar?

Es la que tiene lugar en el hogar y puede ser ejercida por cualquier miembro de la familia y sufrida por cualquier miembro de la familia: de padres a hijos, de madres a hijos, entre cuñados, de abuelas a nietos, de nietas a abuelos, de sobrinos a tías...

En España se recoge en varias normas, entre ellas en los artículos 153 y 173 del Código Penal; este último la denomina como “la violencia física o psíquica sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados”.

Las cifras

Asesinatos

47 mujeres y 3 menores fueron asesinadas a manos de parejas o exparejas en 2018 según cifras oficiales. No existe, sin embargo, una estadística oficial sobre hombres asesinados por sus parejas o exparejas porque la problemática social no existe; hay que bucear en otros informes para encontrar este dato.

Según el último informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre violencia de género y doméstica en el ámbito de la pareja y o la expareja, con cifras de 2015, 10 hombres fueron asesinados por mujeres que habían sido sus parejas o exparejas, en el 20% de los casos, existían denuncias por violencia de género contra ellos.

Y, según el análisis de las sentencias dictadas por los tribunales del jurado y las audiencias provinciales en 2016, sobre homicidios o asesinatos entre miembros de la pareja o expareja, hay un "desproporcionado mayor riesgo de las mujeres a ser asesinadas por sus parejas o exparejas y evidencian las diferencias en cuanto a la severidad de la misma". De las 48 sentencias dictadas en 2016, 38 supusieron el asesinato de una mujer (79%) y 10 de un hombre (21%).

Sistema VioGen

El sistema VioGen (la herramienta de seguimiento de los casos de violencia de género que usan los cuerpos policiales), a 31 de diciembre, tenía contabilizadas 479.966 víctimas y 529.762 casos registrados, de los que 58.498 estaban activos.

Delitos sexuales

En España, el informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual de 2017 apunta que “respecto a la distribución por sexo de las víctimas, se muestra una proporción extremadamente alta de mujeres comparativamente con la de los hombres”:

Abuso sexual. 3.469 mujeres fueron víctimas de abuso sexual frente a 584 hombres, en el 98% de los casos, el abusador fue un hombre (2.318 hombres y 43 mujeres).

Abuso sexual con penetración. 465 mujeres víctimas frente a 70 hombres, en el 97% de los casos el delito fue cometido por un hombre (404 hombres y 11 mujeres).

Agresión sexual. 1.313 mujeres sufrieron agresiones sexuales frente a 118 hombres, en el 99% de los casos los perpetradores fueron hombres (884 hombres y 12 mujeres).

Agresión sexual con penetración. 906 fueron a mujeres y 68 a hombres, en el 99,5% de los casos el delito fue cometido por un hombre (633 hombres y 3 mujeres).

Acoso sexual. 327 casos de acoso sexual a mujeres y 22 a hombres, en el 100% de los casos el acosador fue un hombre.

Ciberdelincuencia. En el 63% de los casos las víctimas de ciberdelincuencia sexual son mujeres, y suponen el 100% en delitos como la agresión sexual, la agresión sexual con penetración y el abuso sexual con penetración. Y el 94% de los detenidos o investigados por estos delitos son hombres (745 hombres frente a 46 mujeres).

Violencia doméstica. Según el INE, hubo 6.909 víctimas con procesos abiertos en 2017: 4.313 mujeres y 2.596 hombres. Se trata en su inmensa mayoría de agresiones entre personas con vínculos familiares, pero no de pareja. Hubo 4,908 denuncias: 3.590 a hombres y 1.318 a mujeres.

Denuncias falsas. Desde 2009 y hasta 2016 se interpusieron 1.055.912 denuncias por violencia de género. De ellas, 79 resultaron ser falsas, es decir, el 0,0075%, según datos de la Fiscalía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >