Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC desencalla la conexión del tranvía por la Diagonal pero exige concreción

El gobierno de Colau logrará tramitar su proyecto estrella con los votos de los republicanos, PSC y los concejales no adscritos

Imagen virtual de cómo quedaría, cortado al tráfico, el cruce entre Diagonal, Aragó y Sardenya.
Imagen virtual de cómo quedaría, cortado al tráfico, el cruce entre Diagonal, Aragó y Sardenya.

No es un sí definitivo al proyecto, ni supone comenzar las obras de forma inmediata, pero ERC anunció que este viernes tiene previsto votar sí al expediente sobre la unión de los tranvías por la Diagonal que llegará al pleno del Ayuntamiento de Barcelona. Los republicanos, con todo, exigen concreción sobre la financiación y viabilidad del proyecto. Y que cuando estas cuestiones queden claras y cuantificadas, el proyecto vuelva a pasar por el pleno para hacer la aprobación definitiva.

En buena parte la cuestión pasa por un convenio que el Ayuntamiento debe firmar con la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM). De este organismo, donde la Generalitat tiene mayoría, dependen cuestiones como negociar con la concesionaria del Trambaix y Trambesòs como revertirán sobre el sistema público de transporte los beneficios por el incremento de pasajeros del tramo central o la futura gestión pública del total de la infraestructura cuando acabe la actual concesión en 2032.

“Hasta ahora la propuesta del gobierno de la alcaldesa Ada Colau era una pura declaración de intenciones, ahora se han reunido los elementos de buen gobierno. Si uno quiere gobernar debe ser responsable y tener información para tomar decisiones conscientes: que haya presupuesto, negociación con la ATM, garantía de retorno del beneficio, gestión pública y viabilidad económica”, afirmó este jueves el candidato de los republicanos, Ernest Maragall.

Por la mañana, había sido el PSC quien confirmó su sí al proyecto. Acompañado de alcaldes de los municipios colindantes con Barcelona, el jefe de filas de los socialistas en el Ayuntamiento, Jaume Collboni, celebró haber impuesto que el primer tramo de obras que se ejecute sea entre la plaza de les Glòries y el paseo de Sant Joan.

Con los votos de ERC, el PSC y los de los dos concejales no adscritos, Colau logra tramitar una de sus grandes promesas electorales. Un tranvía que el anterior jefe de filas de los republicanos, Alfred Bosch, no permitió tramitar y que el gobierno de Barcelona en comú rescató hace solo unas semanas coincidiendo con una encuesta que daba amplio apoyo al proyecto. “Celebramos que después de una década por fin Barcelona de luz verde al tranvía. Se había politizado demasiado y se ha impuesto el sentido común”, afirmó la teniente de alcalde Janet Sanz. Sobre la fecha de inicio de obras respondió: “Cuanto antes”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información