Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casa de Campo reestrena su lago

Tras un año de obras, presenta nuevas zonas de bancos y de césped

Lago de Casa de Campo Ver fotogalería
La reforma integral del lago de la Casa de Campo. Haz click sobre la imagen para ver más fotos.

Los patos de La Casa de Campo ya están nadando en el lago otra vez. El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid ha inaugurado este jueves la rehabilitación del lago de la Casa de Campo y su entorno, tras 12 meses de obras, cuatro meses más de lo previsto, y un coste de 2,6 millones de euros. [Fotogalería: la renovación de la Casa de Campo]

El lago cuenta ahora con un nuevo muro de contención y con la instalación de un embarcadero de madera de 250 metros cuadrados. El arroyo de Meaques y las aguas freáticas bombeadas desde la estación de metro de Príncipe Pío han sido las encargadas de llenar el lago otra vez. “No hemos tenido que usar agua potable del Canal”, han dicho fuentes municipales. Las obras han supuesto, además de la limpieza del vaso, cuatro pantalanes para piraguas y embarcaciones de recreo; la instalación de una nueva barandilla de acero inoxidable; nuevas zonas estanciales como un mirador con bancos espaciosos y una zona de césped a la orilla.

Cuando los técnicos estaban realizando las labores de vaciado encontraron “teléfonos móviles, cámaras de fotos, ordenadores, sillas y mesas de terraza, juguetes y hasta una pistola”, según el Área de Medio Ambiente y Movilidad al visitar este jueves la rehabilitación del enclave. “No encontramos nada demasiado escabroso como se podía llegar a esperar”. También se encontró un fardo que, tras ser analizado por la policía, se comprobó que no era de sustancia estupefaciente alguna.

“Ha sido una obra compleja por las condiciones climatologías, pero creemos que el resultado ha valido la pena”, ha dicho la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés. "Hemos sido críticos con las obras, pero ahora nos toca felicitar", ha dicho el portavoz de Salvemos La Casa de Campo, Luis de Vicente. "Nosotros siempre defendimos el carácter histórico del lago, la conservación de las carpas [se sacrificaron 14.000 cuando empezaron las obras] y que se continuara con las prácticas de piragüismo. También hemos tratado de defender los intereses del sector hostelero que ha tenido grandes pérdidas económicas", denunció Vicente.

Por otro lado, se han plantado árboles y arbustos en diversas zonas del lago. Los nuevos ejemplares son tres madroños, siete tarays, seis arces, seis plátanos y 11 olmos. En el agua, también se llevará a cabo una repoblación con especies autóctonas, como la tenca, que llegarán a este lago -de origen artificial- en las próximas semanas. “No queremos especies invasoras como las carpas”, han explicado  fuentes municipales. “Las obras son complicadas, esto estaba muy abandonado y necesita limpieza”, dice Fidel Bueno, un vecino que pedalea en su bicicleta por La Casa de Campo.

En el paseo más cercano al Centro de Educación Ambiental del parque se ha restaurado y conservado el muro histórico, dejándose a la vista el ladrillo de una zona de la parte superior para recordar cómo era originalmente. “Nuestra obligación es mantener y conservar este bien histórico de nuestra ciudad”, ha dicho Sabanés. Los orígenes de la Casa de Campo se remontan al siglo XVI como Real Sitio, y en 1948 su propiedad se cedió a Patrimonio Nacional, aunque el Ayuntamiento disfruta del usufructo. El 5 de octubre de 1970, el parque quedó registrado a nombre del Consistorio de Madrid.

Juan García Vicente, miembro de Ecologistas en Acción y la Plataforma Salven la Casa de Campo ha hecho un diagnóstico de la rehabilitación: "Era una labor muy necesaria, teniendo en cuenta que es un lago artificial que se ha ido erosionando". García ha visto este lago desde que era joven: "En la inundación en el año 1995, el lago tuvo una rotura y dejó abierta la posibilidad de que se produjera una catástrofe y había que fortalecerlo".

La Casa de Campo ahora es más accesible para las personas con discapacidad. Se han eliminado las escaleras y se han puesto rampas.

Otra de las novedades que trae consigo la remodelación es el centro entomológico Manuel Ortego, una de las colecciones de escarabajos y mariposas más importantes de España y que ha sido donada al Ayuntamiento de Madrid. La catalogación está en proceso, pero se calcula que puede estar compuesta por más de 15.000 ejemplares, repartidos en 186 cajas.

¿El lago tiene agua?

Los restaurantes del lago de la Casa de Campo lamentan pérdidas por la falta de agua. En el restaurante El Urogallo, su encargado Alfonso barrio dice: " Estamos esperando que llegue el buen tiempo, hemos tenido pérdidas de hasta un 30% menos de ventas que el año pasado. Sin embargo, en el restaurante La Bicicleta, Adeline Gil afirma que las pérdidas fueron hasta de un 70%.

"Cuando los clientes llaman para reservar lo primero que preguntan es: ¿El lago ya tiene agua?", cuenta Barrio. Al responsable le tocaba responder que no había agua y muchos de sus clientes cancelaron la reserva. "Esperemos que podamos recuperar estos meses, antes en un día en temporada alta podían llegar a venir más 300 personas y sin el lago bajaron hasta a casi 200", denuncia Barrio. El restaurante El Urogallo lleva 23 años en La Casa de Campo. " Fuimos los primeros en abrir, y ahora no sabemos qué va a pasar con el negocio y 28 familias comemos de esto", dice Barrio.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información