Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El lago de la Casa de Campo ya tiene agua

Las obras del estanque han durado un año y su fin se ha retrasado por las lluvias

El lago de la Casa de Campo con los edificios de la plaza de España al fondo.
El lago de la Casa de Campo con los edificios de la plaza de España al fondo.

Las obras en el lago de la Casa de Campo están a punto de terminar. Quedan detalles, como terminar de montar los 1.300 metros de barandilla y los paseos, que estarán listos la semana que viene. El estanque, vacío desde noviembre de 2017, ya tiene agua y tiene casi recuperado su aspecto habitual.

El lago se ha llenado hasta ahora, desde septiembre, con recursos hídricos alternativos, según fuentes municipales. Es agua procedente de las lluvias, del arroyo de Meaques, que pertenece a la cuenca del Manzanares, y del freático de la estación de Príncipe Pío, que se llena del drenaje de la estación y se lleva hasta el lago. Si es necesario, se tirará de recursos del Canal de Isabel II para llenar los 160.000 metros cúbicos de capacidad del estanque.

Durante los trabajos se ha renovado por completo el embarcadero, que ahora cuenta con cuatro pantalanes que permiten mayor capacidad y variedad de embarcaciones. Se ha instalado también nueva iluminación en la zona. Las obras, para reparar el muro y las brandillas del estanque, debían haber terminado en julio, pero las lluvias de la pasada primavera y del otoño las han retrasado.

La semana que viene se terminará con las plantaciones de árboles —olmos, arces y plátanos—, más de 400 arbustos y mezclas especiales con lolium, festuca, poa y agrostos en la pradera.

El Ayuntamiento tiene previsto repoblar gradualmente el lago con especies piscícolas autóctonas, como tencas. El vaciado del estanque obligó a sacrificar unos 14.000 peces, la mayoría especies invasoras.

La última vez que se vació el lago fue en junio de 1995 y estuvo sin agua hasta febrero de 1997. En aquella ocasión tuvieron que sacrificar unos 3.000 peces para hacer otras tras una fuerte tromba de agua.

El lago, que tiene un perímetro de 1.370 metros, ocupa una superficie de 80.150 metros cuadrados y tiene una profundidad de entre 1,2 metros y 4,5 metros. Con el entorno y los caminos que conducen a él suman 82.000 metros cuadrados. Es un espacio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Sitio Histórico.

Los orígenes de la Casa de Campo se remontan al siglo XVI como Real Sitio y en 1948, su propiedad se cedió a Patrimonio Nacional, aunque el Ayuntamiento disfruta del usufructo. El 5 de octubre de 1970 el parque quedó registrado a nombre del Consistorio de Madrid.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información