Barcelona retira la medalla a Franco

Gerardo Pisarello amenaza a la fundación Francisco Franco con hacerles la “vida imposible” si pretenden instalar una sede en Barcelona

Vídeo del Ayuntamiento de Barcelona que conmemora el 80 aniversario de los bombardeos. En la imagen, efecto del bombardeo sobre Barcelona de marzo de 1938.

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado el expediente para retirar la medalla que otorgó en 1964 al dictador Francisco Franco y las condecoraciones entregadas a seis personalidades militares e instituciones relacionadas con el régimen autoritario.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, asegura que con la retirada de estas medallas el actual Consistorio pretende “romper con la impunidad ideológica y simbólica del franquismo”. Durante el anuncio, el primer teniente de alcalde lanzó una exigencia al gobierno central: “Pedimos a Pedro Sánchez que se implique en la querella argentina contra los crímenes franquistas. El gobierno español debería tener un impulso infinitamente más activo”.

Después de conocer la intención de la fundación Francisco Franco de abrir una delegación en Barcelona, Pisarello mostró su rechazo: “Haremos todo lo posible para que no se pueda abrir una sede de esa fundación en Barcelona. Les haremos la vida imposible. Esa fundación debería ser ilegal”.

En 1964 el Ayuntamiento de Barcelona entregó al dictador la medalla conmemorativa de los “XXV años de Paz”. “Es una vergüenza que Franco tenga esta conmemoración donde se reconoce como tiempo de paz una época de represión”, denunció Pisarello.

El gobierno de BComú ha previsto que el expediente de revocación de las medallas se vote en el pleno del próximo 25 de enero coincidiendo con el aniversario de la caída de Barcelona en la Guerra Civil. Justo cuando se conmemoran 80 años de la entrada de las tropas franquistas en la ciudad, el 26 de enero de 1939, después de dos años y medio de guerra civil y múltiples bombardeos.

Además de retirar la medalla al dictador, en el pleno se votará la retirada de otras condecoraciones a diversas personalidades franquistas. El equipo de gobierno propone retirar la medalla otorgada en 1949 al general José Solchaga Zala, uno de los militares que dirigieron la caída de Tarragona y Barcelona. También se quiere retirar la medalla al general jefe de la División Azul, ministro del Ejército y secretario general del Movimiento, general Agustín Muñoz Grandes. Otra de las medallas cuestionadas es la otorgada en 1966 a Antonio Ibáñez Freire que fue Ministro del Interior entre 1979 y 1980 y que poseía la Cruz de Hierro del Ejército alemán otorgada durante la Segunda Guerra Mundial. La Sección Femenina de Falange Española recibió la medalla en 1966 y también se someterá a la votación para retirársela en el pleno del 25 de enero. El equipo de gobierno quiere retirar la Medalla de la Ciudad al Tercio de Requetés de Nuestra Señora de Montserrat entregada en 1939 y eliminar un reconocimiento (no es una medalla) que otorgó el pleno al general Severiano Martínez Anido, que fue ministro de Gobernación durante la Dictadura de Primo de Rivera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No es la primera vez que el gobierno municipal realiza acciones para retirar los méritos entregados a personalidades franquistas. El pasado mes de abril, el pleno revocó la medalla de oro de la ciudad al alcalde franquista Miquel Mateu Pla y anuló los expedientes de depuración de más de 1.600 trabajadores municipales con la intención de “restituir su dignidad”. En marzo de 2017 el pleno del Ayuntamiento de Barcelona revocó la medalla de oro de la ciudad concedida en 1976 al exministro Rodolfo Martín Villa.

El Comisionado de Programas de Memoria del Consistorio ha retirado 1.100 placas franquistas del antiguo Instituto Público de la Vivienda.

Además, el Consistorio está personado en la causa abierta en Argentina contra los crímenes del franquismo y contra la aviación italiana fascista por los bombardeos que sufrió Barcelona en la Guerra Civil. También ha presentado dos querellas penales por los abusos del régimen durante el los últimos años de la dictadura y ha puesto en funcionamiento una comisión que reconocerá a los represaliados por el tardofranquismo en Barcelona. El Ayuntamiento anunció hace dos semanas que interponía una querella contra los crímenes de lesa humanidad en el ámbito del LGTBI durante la dictadura.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS