Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lavapiés encabeza la lista de narcopisos desmantelados

Datos de la policía demuestran que la droga que antes se vendía en lugares como la Cañada Real se ha desplazado tras su desalojo al interior de la ciudad

Lavapiés encabeza la lista de narcopisos desmantelados

Los vecinos de Lavapiés llevan meses observando con preocupación que hay más drogodependientes en sus calles. Los datos de los servicios de atención a la drogadicción desmienten que haya llegado a Madrid el temido repunte de la heroína que se ve en países como EE UU. Sin embargo, la información de la policía demuestra que la droga que antes se vendía en lugares como la Cañada Real, se ha desplazado tras su desalojo al interior de la ciudad. Así, Lavapiés (12) encabeza el número de narcopisos desmantelados (30) en lo que va de año.

“Desde hace año y medio, más o menos, hay un movimiento que no había hace una década, de gente mayor de 30 años, esnifando heroína y pinchándose en la calle”, señala Manuel Osuna, portavoz de la Asociación de Vecinos La Corrala de Lavapiés. “Creemos que tiene que ver en parte con el desmantelamiento del sector 6 de la Cañada Real y con que hay muchas viviendas vacías de bancos okupadas y dedicadas a narcopisos”, añade. No es que haya más drogodependientes, opina, sino que ahora se les ve en barrios como el suyo y otros a los que se ha desplazado el tráfico de estupefacientes. En 2017, la Policía Nacional desmanteló ocho inmuebles y detuvo a 22 personas en el barrio. En lo que va de año, se han clausurado 12 narcopisos y se han producido 39 detenciones.

Osuna señala que la presencia policial en unos barrios desplaza el tráfico a otros. En Puente de Vallecas han visto cómo sus protestas y la consiguiente acción policial ha surtido efecto. Jorge Marino, presidente de la asociación vecinal del barrio, asegura que “la situación ha mejorado mucho desde la última manifestación, en noviembre de 2017”. Entre 2017 y 2018, la Policía ha cerrado 31 pisos de los casi 40 identificados.

Marino reitera la teoría del desplazamiento de adictos: “Son consumidores cronificados, de edad avanzada y con un deterioro físico evidente”. La red municipal de atención a las adicciones registró un descenso en el número de personas nuevas atendidas por consumo de heroína del 1,5% en 2017 respecto a 2016.

Otros barrios donde se ha visto a más adictos son Caño Roto (Carabanchel) y Villaverde Bajo. Más allá del refuerzo policial, piden diligencia en los juzgados. Osuna, de Lavapiés, opina que la respuesta de las administraciones debe ser más profunda, porque si no, un problema que no es nuevo se seguirá moviendo por la ciudad. El Ayuntamiento asegura que ha aumentado “los programas y servicios de intervención comunitaria”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información