Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los patinetes eléctricos no podrán circular por las aceras en Valencia

El borrador de la Ordenanza de Movilidad permitirá que transiten por carriles bicis, ciclocalles y zonas residenciales con una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora

Un patinete eléctrico de alquiler de la empresa Lime, que el Ayuntamiento retiró por carecer de permiso municipal.
Un patinete eléctrico de alquiler de la empresa Lime, que el Ayuntamiento retiró por carecer de permiso municipal.

El borrador de la nueva ordenanza de circulación de València prohíbe a los patinetes eléctricos circular por las aceras aunque sí podrán hacerlo por carriles bicis, ciclocalles y zonas residenciales con una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, en función de su velocidad, potencia y tamaño.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha presentado este lunes en rueda de prensa este borrador, que regula la circulación de los patinetes eléctricos en función de su potencia y exige que lleven luz y timbre. No obstante, el casco no será obligatorio. El borrador introduce por primera vez los vehículos de movilidad personal y también los patines y sucedáneos, prohibidos hasta ahora por la reciente ordenanza anterior.

El documento, que se ha presentado hoy a la Junta de Portavoces del Consistorio, introduce la posibilidad de que las bicicletas puedan circular en ambos sentidos en las calles residenciales, zonas 30 y zonas de coexistencia de usuarios, así como en las de limitación 30 si existe una señalización expresa autorizándolo, según la información facilitada por la concejalía.

Las aceras estarán vedadas para los dos pedales salvo en el caso de los niños, que podrán circular por estos espacios peatonales acompañados de un adulto a pie. También se introducen mecanismos para poder controlar los grandes grupos de turistas en bicicleta.

Según Grezzi, "la ordenanza pone por primera vez por delante a los peatones [un 42% de los desplazamientos en la ciudad son a pie]. Todo el articulado, más de 120 páginas, se ha hecho bajo ese prisma. Cada decisión, se ha hecho teniendo en cuenta este principio de protección y prioridad peatonal". El documento, propuesta del Gobierno local, tendrá que someterse a partir de ahora a un proceso de participación amplio: comenzando por las alegaciones de los grupos municipales

El Gobierno local introduce como novedad las Áreas de Prioridad Residencial (APR), un conjunto de vías públicas debidamente delimitadas y con continuidad geográfica, en las que se implante con carácter general, medidas de restricción de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos.

El objetivo de estas zonas sería disminuir la intensidad de tráfico en zonas históricas, residenciales o sensibles por cualquier otro motivo, ha destacado la Concejalía de Movilidad Sostenible.

La nueva ordenanza subraya la obligatoriedad de liberar el carril EMT-Taxi de todo tipo de obstáculos, como único carril que es del transporte de todos los ciudadanos, pudiendo circular también por él los servicios públicos urgentes o de emergencia, pero no las motos.

Respecto al estacionamiento regulado (lo que se conoce como la ORA), el borrador propone una tercera modalidad que, según Grezzi, han solicitado colectivos vecinales, y es la zona de estacionamiento exclusivo para residentes. Hasta ahora en València solo había zonas de rotación y de uso mixto de rotación y de residentes, y en adelante también se crearán zonas exclusivamente de residentes.

Finalmente, y como ya se anticipó el concejal tras entrevistarse con la Jefa Provincial de la DGT, esta nueva ordenanza introduce también en València la regulación a 30 km/hora en vías de un sólo carril por sentido.

Más información