Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alumnos y padres se encierran en el IES de Brión para pedir profesores

La dirección del instituto dimite “porque es imposible cuadrar los horarios salvo que se desmantele el centro”

IES de Brion
Padres y alumnos encerrados en el instituto.
Santiago de Compostela

Una treintena de personas, entre padres y alumnos del IES de Brión inciaron un encierrro indefinido desde la noche de este jueves para secundar la protesta convocada desde la Anpa Pedra Viada tras varios años denunciando, sin respuesta, la falta de profesorado en el centro ante la Consellería de Educación. “La situación es insostenible”, ha asegurado Tito Souto Castiñeira, el presidente de la ANPA, después de constantes reclamaciones ante la Jefatura Territorial de la Consellería en A Coruña y ante el aumento de 31 matriculaciones para este curso escolar, que supone un problema añadido a las serias dificultades que arrastra el centro.

El encierro se produce después de que el equipo directivo del instituto presentase la dimisión el pasado miércoles ante la falta de respuestas de la Xunta que ha asignado tres docentes menos de los que se habían reclamado. En el Consello Escolar celebrado este jueves, el director comunicó el cese y explicó que dimitían de sus cargos porque “es imposible cuadrar horarios salvo que se desmantele el centro”.

“Las cuentas solo le salen a la Consellería, porque aumentaron a cuatro los grupos en primero de la ESO a costa de concentrar en solo dos los 61 alumnos de cuarto curso”, explican desde la ANPA. “Se olvidan de que ambos niveles educativos no son equiparables, porque en secundaria hay que aumentar los grupos de alumnos que con este déficit de profesorado no se pueden acometer”, recuerdan.

Insisten que con tres profesores menos es imposible poner en marcha el grupo de refuerzo en tercer curso de Eso (el llamado PEMAR), y que difícilmente se podrán cubrir las guardias, porque ya el pasado año, con 31 alumnos menos, la dirección del centro tuvo que exigir un enorme esfuerzo al profesorado para encajar el calendario escolar.

Este viernes estaba previsto que la Inspección Territorial estudiase si aceptaba la renuncia del director y su equipo, ya que en estos dos días no hubo respuesta. También el Anpa aguardaba que la inspectora de zona, Carme Ares, mantuviese una reunión en el instituto con la directiva saliente. Pero el encuentro ha sido un fracaso, porque según fuentes de la ANPA la inspectora "insistió en que hay suficientes profesores, no aceptó la dimisión de la dirección y recomendó a las familias que marchasen a casa". Padres y alumnos mantendrán esta noche una reunión para decidir "las próximas medidas que se van a tomar", pero avanzan que "no está en los planes" de la ANPA "dar marcha atrás con el encierro".

Según lo previsto esta tarde, de momento las familias y el alumnado mantendrán el cierre indefinido a la espera de que la Consellería reconsidere la situación y las clases no podrán comenzar el lunes, a la espera, dicen los padres, de que "la Consellería reconsidere la situación". “Consideramos que es un agravio comparativo que en otros institutos del entorno, como Negreira, Valga o Santiago, sí se autorice la formación de grupos con muchos menos alumnos para garantizar una mejorr calidad educativa”, añade Tito Souto.  Según el portavoz de la ANPA, en Brión, el curso pasado, también en cuarto de Secundaria se formaron tres grupos con 57 alumnos, y según los datos aportados desde la dirección del centro, se lograron los mejores resultados en este nivel de los últimos años.

Exhibiendo pancartas con diferentes consignas como “Queremos más docentes para una enseñanza decente”, los padres de alumnos reclaman “igualdad de trato para garantizar la atención de nuestros hijos, porque no son un número ni una hoja de Excel; son personas en formación que demandan todo nuestro esfuerzo y atención, por lo que no vamos a ceder ante el inmovilismo de la Consellería”, insisten desde la Anpa.