Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autónomos que menos cotizan crecen en Madrid tres veces más que la media estatal

El número de trabajadores por cuenta propia de la Comunidad roza los 400.000 y la gran mayoría de esos autónomos (un 87,3%) figura en el rango más bajo de cotización

Un repartidor de Glovo camina con su bicicleta por la calle de Hortaleza.
Un repartidor de Glovo camina con su bicicleta por la calle de Hortaleza.

El número de trabajadores autónomos de la Comunidad de Madrid roza los 400.000, una suma nunca antes alcanzada. Respecto a 2017, la cifra ha aumentado un 2,91%, lo que coloca a Madrid como la segunda región con un mayor crecimiento de afiliados después de Canarias. El Gobierno regional justificó ayer miércoles durante la presentación de un informe sobre estos datos que este incremento es el resultado de “las políticas de empleabilidad que se han llevado a cabo durante los últimos cinco años”. No obstante, y según datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la gran mayoría de esos autónomos (un 87,3%) figura en el rango más bajo de cotización (932,7 euros). El crecimiento de ese sector en Madrid ha sido del 14,3% en el último lustro, muy por encima de los registros medios de ámbito nacional. 

Este incremento de autónomos con base de cotización mínima —210.491 afiliados en junio, según datos de la Seguridad Social— casi triplica el registrado a escala nacional, que en los últimos cinco años ha sido del 5,5%. El siguiente rango de cotización (entre la mínima y 1,5 veces la base) de los afiliados madrileños —11.920 personas— creció en el mismo periodo de tiempo un 42,7%, frente al 36,9% del conjunto de España. El resto de las bases, tanto en la región como en el país, han decrecido. Un 11,10% en la de entre 1,5 y 2 la base mínima (BM), un 23,30% en la de entre 2 y 3 BM y un 12,40% en la de 3 veces la BM. Esta relación de datos se refiere solo a los autónomos que son personas físicas.

Durante la presentación del Balance de la evolución del trabajo autónomo en la región, el vicesecretario de Hacienda y Empleo de la Comunidad, Miguel Ángel García, reconoció ayer que la concentración de cotizantes por la base mínima y la consiguiente precarización del empleo autónomo es un problema que lleva varios años manteniéndose, pero que no es competencia del Gobierno regional. “Hay que hacer una gran labor, pero le corresponde al Ministerio de Trabajo llevarla a cabo”, declaró. El responsable de empleo insistió en que, además de la puesta en marcha de leyes que tiene que desarrollar el actual Gobierno, es necesario “informar a los trabajadores” para que entiendan “qué significa esa cotización” y que conozcan “las coberturas que existen cuando se produce el cese de la actividad”.

En cuanto al aumento de “falsos autónomos”, el vicesecretario afirmó que el balance no recoge ese tipo de información y, de tenerla, la Comunidad entregaría esos datos a las autoridades competentes, ya que se trata de una actividad ilegal. “Lo que hay que hacer es conocer porqué el 87% de estos trabajadores cotizan esa cantidad y conseguir que puedan ampliar las bases y tengan mejores prestaciones sociales”, explicó García.

Por detrás de Canarias


La Consejería de Empleo explicó que en cuatro años, el porcentaje de incremento de autónomos en la Comunidad supera la media nacional: un 6,44% frente a un 2,71%. En cuanto a las comunidades en las que más han crecido sus afiliados este año, Canarias encabeza la lista con un incremento del 3,59%; le sigue Madrid (con 11.204 nuevos autónomos), y Andalucía (2,36%). Castilla y León, Asturias y Galicia se sitúan al final, con crecimiento negativo: -0,96%, -0,78% y -0,56%, respectivamente.

El perfil del autónomo en la región se corresponde con el de un hombre de entre 40 y 54 años, que lleva más de tres años trabajando como afiliado, en el sector servicios y cotizando por la base mínima. Según el tipo de actividad económica, el 82,2% trabaja en el sector servicios, un 10% en la construcción, un 3% en la industria y un 0,8% en la agricultura. El 60% de ellos lleva haciéndolo durante más de tres años, un 20% entre uno y tres años y un 12% menos de seis meses. En cuanto a la edad, solo un 2% corresponde con jóvenes menores de 25 años. Un 28% lo componen personas de entre 25 y 39 años, un 46% entre 40 y 54 y, finalmente, un 24% de más de 55 años.

La Comunidad estima que los autónomos, a su vez, tienen contratados a más de 110.000 trabajadores y que más de medio millón de empleos están vinculados a este colectivo. En el último año, según sus datos, los “autónomos empleadores” crecieron un 2,06% en el último año (46.223 personas).

La tarifa plana para autónomos que el Gobierno regional puso en marcha en 2016 ha beneficiado a unos 18.000 trabajadores por cuenta propia, según indica el balance de la consejería. La iniciativa incluye un abono único de 50 euros mensuales “en concepto de cotización de la Seguridad Social” durante los 24 primeros meses, con la posibilidad de prorrogarse un año más. La Comunidad asegura que el 69% de los autónomos que solicitaron esta ayuda continuaron, al menos, dos años con su negocio después de haberse dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y 8 de cada 10 que siguen dados de alta en la Seguridad Social.

Solo el 35,1% de autónomos son mujeres

Del total de autónomos de la Comunidad de Madrid, solo el 35,1% son mujeres, unas 140.000, frente a 260.000 hombres. Pese a que el colectivo está formado mayoritariamente por varones, durante los últimos años se ha apreciado un aumento en el número de féminas que deciden darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. En una década el porcentaje se ha incrementado un 21%, lo que equivale a 7,2 puntos porcentuales desde 2009, más de 24.000 mujeres.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información