Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUPLEMENTO DE INNOVACIÓN DEL PAÍS VASCO 2018

Póngame un café y una recarga del coche, por favor

ABB desarrolla el cargador eléctrico más rápido del mundo, 8 minutos

Estación de recarga en pleno centro de Zurich.
Estación de recarga en pleno centro de Zurich.

El tiempo es oro. Y los coches eléctricos, llenos de tecnología, no pueden romper esa máxima. Si hasta ahora el talón de Aquiles de este tipo de vehículo más sostenible estaba en la lentitud de su recarga y en la autonomía de sus baterías, esa historia ya no puede ser una excusa.

La multinacional ABB, pionera en equipos de electrificación, robótica y cinemática, automatización industrial y redes eléctricas, lo ha resuelto, y aunque no se conforma con su récord, te permite circular miles de kilómetros con cortas escalas de tiempo de ocho minutos para enchufar el vehículo.

En ese tiempo te recarga el coche como para avanzar otros 200 kilómetros. Apenas lo que necesitas para tomarte un café, ver el periódico, o repostar tu organismo con un aperitivo y, después, volver a la carretera.

Como socio titular de la Fórmula E, la categoría internacional de automovilismo FIA íntegramente eléctrica, ABB ha desarrollado un sistema que mezcla seguridad y rapidez y que permite la extensión de los coches eléctricos, para su uso, mucho más allá de la ciudad.

El modelo de cargador de la empresa que opera en más de 100 países y tiene unos 135.000 empleados, el Terra High Power, alcanza potencias de hasta 350 kilovatios y se convierte en el modelo ideal para áreas de descanso y gasolineras de carretera. La multinacional está instalando cargadores ABB por todo el mundo. En Estados Unidos, de la mano de Electrify America. En la actualidad ABB tiene más de 6.500 estaciones de carga rápida en 60 países.

La empresa ha participado en la elaboración, junto a The Economist Intelligence Unit, de un informe en el que advierte de que el ecosistema de la innovación tiene que seguir mejorándose, incluso en los países más avanzados, para no perder el tren. ¿Who Is Ready for the Coming Wave of Innovation?, preguntó ABB. La respuesta es que hasta los países mejor preparados deben desarrollar políticas educativas y programas de formación más eficaces.