Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona se ofrece a acoger a 1.000 migrantes a la deriva

La alcaldesa insta a Sánchez a abrir las puertas a las personas que, según la ONG Proactiva Open Arms, Italia se niega a rescatar

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ofreció este domingo la capital catalana como “puerto seguro” para acoger al millar de migrantes que, según Proactiva Open Arms, navegan “a la deriva” en el Mediterráneo. La ONG española denunció que las autoridades italianas dieron orden de no intervenir en los rescates de estas personas porque se va a encargar la Guardia Costera de Libia. Colau denunció que en ese país se “tortura, viola y esclaviza” a las personas y pidió al presidente Pedro Sánchez que apoye a la ONG en su misión de rescate.

Ada Colau, inaugurando el contador de muertos en el Mediterráneo. En vídeo, declaraciones de Colau el pasado 11 de junio sobre la acogida de refugiados en Barcelona.

La alcadesa de Barcelona se dirigió este domingo a Sánchez y a la vicepresidenta y ministra de Igualdad Carmen Calvo a través de su cuenta de Twitter, tras constatar que “ahora mismo más de 1.000 personas” se hallan “a la deriva” en siete barcas en el Mediterráneo. “¡Ayuden a Open Arms a salvar vidas! Barcelona se ofrece como puerto seguro”, afirmó Colau.

Antes, Óscar Camps, fundador de la ONG, había explicado también a través de esa red social que la Guardia Costera italiana había enviado avisos de varias peticiones de ayuda de migrantes que trataban de llegar a Europa. Sin embargo, denunció que cuando se ofrecían para ir al rescate les negaban su ayuda. “Vamos a presenciar la mayor devolución masiva en caliente del Mediterráneo”, advirtió. Colau reivindica Barcelona como una ciudad refugio de los inmigrantes, en especial a partir de febrero de 2017, cuando 160.000 personas salieron a la calle para exigir al anterior Gobierno de Mariano Rajoy que cumpliera con sus compromisos de acogida de refugiados.

El equipo de Colau aplaudió la decisión de Sánchez del “gesto” con los migrantes que iban a bordo del barco Aquarius, pero le pidió ir “más allá”. Hasta el mes de mayo de este año, el servicio de atención a Inmigrantes del Ayuntamiento de Barcelona atendió a 3.589 potenciales solicitantes de asilo, cuando en todo 2017 se prestó ayuda a 4.400.

 

Más información