Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hoja de ruta de la ministra de Sanidad es la ley de 1986 que impulsó Ernest Lluch

Sobre las declaraciones de Sánchez de agotar la legislatura, Carmen Montón ha indicado que el presidente del Gobierno quiere generar "confianza" antes de convocar elecciones

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, durante su reunión con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la valenciana Carmen Montón, tiene clara la hoja de ruta de su departamento y las prioridades del Gobierno que preside el socialista Pedro Sánchez. "Es volver a los orígenes de Ernest Lluch [ministro de Sanidad de 1982 a 1986, asesinado por ETA en el año 2000], a la ley general de Sanidad de 1986, donde la salud se reconoce como un derecho universal. Y volver también a los orígenes de la ley de 2006 que impulsó el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, la ley de autonomía personal y dependencia, ambas en vigor pero que hay que desarrollar", ha explicado Montón tras reunirse con el presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, en la sede del Palau de la Generalitat.

La ministra ha señalado que su trabajo como consejera de Sanidad en el equipo de Puig muestra "de serie" los objetivos para su departamento. "La recuperación de todos y cada uno de los derechos arrebatados durante la etapa de Gobierno del partido popular", ha apuntado Montón, que ha señalado que lo hará con la mayor celeridad posible, pero con calma. "Paso a paso, uno por uno, tiempo por tiempo, y con mucho diálogo", ha agregado. 

"Queremos sacar a relucir lo mejor de la democracia que no solo es la confrontación y la contienda en el Parlamento, también consiste en el diálogo, la negociación y buscar soluciones conjuntas", ha manifestado la titular de Sanidad. "Y ahí, en esa cultura democrática, va a encontrar la Generalitat Valenciana a este nuevo Gobierno que pretende normalizar las relaciones con la comunidades autónomas", ha añadido Montón con ánimo tranquilizador.

"Entendemos perfectamente que las competencias están transferidas y que el Ministerio tiene que trabajar codo con codo con las autonomías para proporcionar la mejor calidad asistencial y servicios sociales", ha reiterado, insistiendo en que va a trabajar en esa dirección, repitiendo la palabra diálogo tres veces seguidas. "Y, sobre todo, mucha ilusión para devolver la confianza a la ciudadanía y a nuestra democracia", ha explicado la ministra señalando que su reunión con Puig era el mejor ejemplo de un tiempo nuevo "en el que va a primar la colaboración entre instituciones". Montón ha concretado que cuando se termine el proceso para recuperar la universalidad de la sanidad, el siguiente paso será suprimir el copago farmacéutico de los pensionistas.

Sobre la intención de Pedro Sánchez de agotar la legislatura, y no convocar elecciones hasta junio de 2020, la ministra ha indicado que el presidente del Gobierno no ha cambiado de posición, que su hoja de ruta es generar confianza a los ciudadanos, a los mercados y a Europa. 

El presidente de la Generalitat ha indicado no ve urgencia en celebrar las elecciones, aunque esa decisión dependerá de los apoyos parlamentarios, y ha vaticinado que un Parlamento tan atomizado dará "mayor inteligencia a la política y mayor capacidad de acuerdos".

Más información