Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cornellà acoge el nuevo centro de innovación de Siemens

Unos 50 ingenieros explorarán nuevas áreas de negocio e innovación en el sector energético

Olivier Bècle y Rosa García (Siemens España), Antonio Balmón (alcalde de Cornellà) y Vinod Philip (Siemens).rn rn rn
Olivier Bècle y Rosa García (Siemens España), Antonio Balmón (alcalde de Cornellà) y Vinod Philip (Siemens).

Barcelona es uno de los principales atractivos para las empresas tecnológicas. La inauguración, este jueves, del nuevo centro de innovación de Siemens en la planta de Cornellà de Llobregat, lo ha puesto, de nuevo, de relieve. En la presentación de este laboratorio de ideas, con el que la compañía alemana espera mejorar su eficiencia, gracias a la digitalización y la innovación, Vinod Philip, director mundial de negocio de energía y gas, resumía la importancia que Siemens (que invierte 5.600 millones de euros anuales en I+D en el mundo) otorga a Barcelona:  "Es uno de los hubs para las startups más exóticos del mundo", ha enfatizado.

El nuevo Centro de Desarrollo Tecnológico de Barcelona se suma a los dos ya existentes que Siemens tiene en Berlín y Orlando (EE. UU.) creados para innovar en el sector energético. "En Cornellà tenemos a los mejores profesionales del mundo, siempre proactivos para innovar", ha explicado el director general de las divisiones de Energía, Gas y Servicios de la compañía, Olivier Bècle, desde el centro en el que trabajarán expertos en análisis de datos, software y el mundo digital. En total, Siemens dispone de 50 centros de innovación de este tipo, que se ocupan de 20 áreas de negocio.

Unas 50 personas – incluyendo nuevas contrataciones– de diferentes nacionalidades, también españolas, trabajan ya en este espacio, conectado en red con el resto de centros. Uno de los principales objetivos es crear un "entorno" donde Siemens, sus clientes y otros actores del sector energético (empresas, universidades, etc.) "puedan coinnovar juntos para crear nuevos modelos de negocio", asegura la empresa, que tiene 170 años de historia y es uno de los principales proveedores de energía. En esta línea, el nuevo centro trabaja ya en 10 proyectos en colaboración con diferentes empresas.

Philip, alto directivo de Siemens, ha explicado que el clima y el hecho de que existan multinacionales trabajando en la zona hacen de Barcelona "el ecosistema correcto de startups que propicia que la gente se enfrente a la creatividad  y a nuevas oportunidades". Con la apertura de este centro, Siemens se suma a las numerosas empresas que. como Facebook o Nestlé, recientemente han elegido el entorno innovador de Barcelona para crecer y explorar nuevas áreas de negocio. 

La presidenta de Siemens España, Rosa García, ha destacado que la compañía se está "reinventando" con una clara apuesta por la innovación y la digitalización, una tendencia al alza en el mundo empresarial y una de las piezas claves del MindSphere Application Center de Barcelona. Los 24.500 ingenieros expertos en software de Siemens demuestran la apuesta de la compañía por la digitalización. Este jueves también se ha conocido que la compañía ha firmado dos contratos de 200 millones de euros con Atos para impulsar su transformación digital.

Realidad virtual

Uno de los instrumentos de la digitalización, también llamado Industria 4.0, es el análisis de datos enfocado a mejorar el rendimiento de las compañías. Desde Siemens, las aplicaciones de este nuevo espacio permiten, por ejemplo, prever posibles incidencias en sus máquinas repartidas por el mundo, como pueden ser las enormes turbinas, capaces de generar energía eléctrica a 400.000 personas, ahorrando en futuras reparaciones. "Se trata de poner en común todos los datos para sacarles rendimiento y transformarlos en conocimiento útil", detalla Luis Salazar, uno de los ingenieros del centro.

Las nuevas tecnologías permiten a Siemens y a sus clientes solucionar problemas en máquinas situadas en zonas de difícil acceso, como plataformas petrolíferas o zonas de conflicto, sin la necesidad de desplazar a los técnicos expertos al lugar de la incidencia, optimizando así los recursos. Gracias a un equipo de realidad virtual, trabajadores locales se convierten en las manos y los ojos del experto que, desde miles de kilómetros de distancia, lo va guiando en tiempo real.

Más información