Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las picaduras de mosca negra se triplican en 10 años

La Consejería de Sanidad ha puesto en marcha un plan para prevenir y atajar su proliferación y poner freno a plagas

Un senderista observa el cauce del río Jarama a su paso por el término de Rivas- Vaciamadrid.
Un senderista observa el cauce del río Jarama a su paso por el término de Rivas- Vaciamadrid.

La región está afectada por cuatro especies de insectos que causan problemas de salud pública: los mosquitos de la leishmaniosis; el mosquito tigre, todavía no establecido; la mosca negra y las garrapatas. Algunos han experimentado un gran aumento, como demuestra que las picaduras de la mosca se hayan multiplicado casi por tres en 10 años (de 1.001 a 2.894) en Torrejón de Ardoz, uno de los municipios afectados. La Consejería de Sanidad ha puesto en marcha un plan para prevenir y atajar su proliferación y poner freno a plagas futuras.

Madrid no se libra de la propagación de enfermedades infecciosas emergentes propiciadas por el cambio climático y el movimiento constante de personas, animales y mercancías. La leishmaniosis ya es un clásico que tuvo un importante brote en el suroeste de la región en 2011, y la mosca negra va camino de adquirir esa condición, mientras que el mosquito tigre es una amenaza latente y las garrapatas están distribuidas por numerosos puntos.

La Consejería de Sanidad tiene distribuidas por toda la región trampas para detectar la presencia de estos vectores (seres vivos que puede transmitir o propagar una enfermedad) y ahora va a poner en marcha un plan con medidas de prevención y control, tanto para las plagas existentes como para las que puedan aparecer.

Leishmaniosis. Es una enfermedad endémica de la Comunidad transmitida por unos mosquitos minúsculos, los flebotomos, que sufrió un incremento en el año 2011 en los municipios del sur, sobre todo en Leganés, Getafe y Fuenlabrada. Fue una de las situaciones más complejas a las que se ha tenido que enfrentar la Dirección General de Salud Pública, que llegó sin que supieran de dónde procedía. Hubo entonces 197 casos en humanos, que en 2016 descendieron a 13. La bajada se logró con el control de las liebres y los conejos portadores de la enfermedad. El mosquito era el transmisor.

Mosca negra. Este insecto provoca molestas picaduras y cuadros alérgicos, pero no transmite enfermedades. Se desarrolla en 58 kilómetros de los ríos Henares y Jarama y en los humedales del Parque del Sureste. Afecta a Alcalá de Henares, Coslada, San Fernando de Henares, Velilla de San Antonio, Arganda, Rivas Vaciamadrid, Mejorada del Campo y Torrejón de Ardoz, con una población de riesgo de 630.000 personas. En Torrejón las picaduras aumentaron de las 1.001 en 2005 a las 2.894 en 2015, según datos de Sanidad. Son insectos diurnos y pican a cualquier hora del día. La Comunidad va a realizar por primera vez un diagnóstico de los cauces afectados.

Mosquito tigre. Especie invasora de origen asiático, el mosquito es el responsable de la transmisión del virus zika, que provoca cefaleas, dolores musculares y microcefalia en recién nacidos. En la Comunidad todavía no se ha establecido, pero el año pasado se detectó la presencia de 25 huevos en una trampa del servicio de vigilancia de Sanidad. Los puntos de muestreo para detectar al mosquito están ubicados en ejes de autovías: en la A-2, en Meco, Alcalá de Henares, Coslada, Torrejón de Ardoz y Camarma de Esteruelas; en la A-3, en Fuentidueña del Tajo, Perales de Tajuña, Arganda del Rey, Laguna de las Madres; yen la A-4, en Ciempozuelos y en intercambiadores como el de Méndez Álvaro.

Garrapatas. A raíz de los dos primeros casos humanos de fiebre hemorrágica Crimea-Congo detectados en España en 2016, se pusieron en marcha actuaciones en varias comunidades para vigilar el grado de infestación de las garrapatas, que pueden transmitir esta enfermedad.
En Madrid las zonas de estudio se hicieron en San Martín de Valdeiglesias y en Aldea del Fresno. Se recogieron un total de 220 garrapatas, todas ellas en fauna silvestre, de las que se encontraron siete muestras infectadas por este virus. El muestreo que se realizó el año pasado en Rivas Vaciamadrid, Alcalá de Henares, Perales del Río y El Pardo, con un total de 390 garrapatas, todas resultaron negativas a la enfermedad. La Comunidad procederá a hacer una revisión del ganado para ver si tuvieran garrapatas con esta enfermedad.

Unificar procedimientos dispersos

¿Cuánta población hay y dónde está? Es lo que trata de averiguar la Consejería de Sanidad, que hasta ahora llevaba a cabo actuaciones sueltas. El director general de Salud Pública, Juan Martínez Hernández, explica que el nuevo plan de vigilancia y control de vectores unifica esos procedimientos. Además, se ha involucrado a los técnicos, a las comunidades científicas como el CSIC, a la Facultad de Biología y a la Universidad Complutense.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información