Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quim Torra promete “trabajar sin descanso” para lograr “la república catalana”

El candidato ha reiterado su voluntad de iniciar un “proceso constituyente” para elaborar una Constitución catalana

Quim Torra durante su discurso en el Parlament. Quality

El candidato de Junts per Catalunya a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, se ha comprometido este sábado a “trabajar sin descanso para la república catalana” en el discurso con el que ha abierto el debate de investidura en el Parlamento catalán. También ha reiterado su voluntad de iniciar un "proceso constituyente que desembocará en la elaboración de una Constitución catalana" y ha prometido que su Govern será fiel al "mandato del 1 de octubre", en referencia al resultado mayoritario a favor de la independencia que arrojó aquel referéndum ilegal.

Torra ha defendido la “construcción de un país con la máxima radicalidad posible” en un discurso duro contra el Estado y sus instituciones, tanto en el fondo como en las formas. Ha defendido la bicefalia de poder entre el que ostentará Puigdemont desde Alemania y el suyo como presidente de la Generalitat y ha calificado "de transición" la etapa que se iniciaba a la espera del expresidente y los exconsejeros vuelvan a ocupar los cargos de los que fueron destituidos por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Torra ha empleado los 30 primeros minutos de su discurso a dejar claro que su opción es mantener el pulso con el Estado y, de entrada, ha asegurado que quien debería haberse sometido al debate de investidura era Carles Puigdemont y no él. Ha asegurado que en España hay “presos políticos y exiliados” y ha asegurado que volverá a impulsar las leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional

En otro momento, Torra ha acusado directamente de "malversación" al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por enviar a miles de policías y guardias civiles a Cataluña con motivo del referéndum ilegal del 1 de octubre. En sus continuas evocaciones a los dirigentes independentistas presos o "exiliados", el candidato ha orillado cualquier mención a la declaración de independencia que aprobó el Parlament el pasado 27 de octubre y que motivó la aplicación del artículo 155 y del proceso judicial que abrió el Tribunal Supremo.

Las cuatro prioridades del nuevo Govern

Quim Torra anunció en su discurso las prioridades que tendrá el nuevo Govern, todas ellas encaminadas en volver a lo que fue la hoja de ruta independentista. Algunas se antojan claramente inviables y hacen prever el regreso al enfrentamiento institucional y el candidato no detalló cómo lo haría posible.

1. Recuperar las leyes aprobadas por el Parlament que en los últimos meses suspendió o anuló el Tribunal Constitucional tras los recursos presentados por el Gobierno del PP.


2. Realizar un "inventario" de los "efectos" provocados en todos los ámbitos en Cataluña por la aplicación del artículo 155 de la Constitución durante casi seis meses, desde que la aprobó el Senado.

3. "Restituir y ampliar” la red de oficinas de la Generalitat en el exterior que cerró el Gobierno del PP, con el despido de todos los trabajadores del Diplocat.

4. La retirada de la demanda que presentó la Generalitat por orden del Gobierno ante el Tribunal de Cuentas por la pseudoconsulta del 9 de noviembre de 2014 contra Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau.

Las dos primeras medidas que ha anunciado son el nombramiento de un comisionado adscrito al departamento de Presidencia para “evaluar” el impacto de la aplicación del artículo 155 sobre el autogobierno. También ha anunciado que su gobierno retirará la demanda contra los impulsores de la pseudoconsulta independentista del 9 de noviembre de 2014 que presentó la Generalitat hace unos días ante el Tribunal de Cuentas por orden del Gobierno central contra el expresidente Artur Mas y las con exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau.

El discurso de Torra ha estado salpicado de expresiones altisonantes en un intento de garantizarse el apoyo, o como mínimo la abstención, de los cuatro diputados de la CUP. Los votos de los antisistema son imprescindibles para la elección de Torra en segunda votación el próximo lunes. En este sentido, ha hablado de construir una “República feminista” y ha reiterado que impulsará “un proceso constituyente inspirado por la ciudadanía”, como pide la CUP.

Torra restituirá “y ampliará” la red de oficinas de la Generalitat en el exterior. Una de las primeras acciones del Gobierno al asumir la gestión de la Generalitat fue, precisamente el cierre de la práctica totalidad de las delegaciones en el extranjero y el despido de todos los trabajadores del Diplocat.

El candidato a president ha interpelado en su discurso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al Rey Felipe VI y al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker. A Rajoy le ha ofrecido “diálogo”, pese al reguero de acusaciones e invectivas que le ha lanzado en el mismo discurso.

Al Rey le ha recordado unas palabras suyas de 1990 pronunciadas en el Parlament en las que aseguraba que Cataluña sería “lo que los catalanes quieran que sea”. Eso lo ha contrapuesto al hecho que, según él, hoy en Cataluña hay “presos políticos y exiliados”. “Así no, majestad”, ha dicho. La petición de Torra a Juncker también ha ido en la línea de pedirle “apoyo y mediación”.

Torra no ha hecho ninguna autocrítica a la estrategia secesionista que algunos dirigentes consideran que fue equivocada. Ha hablado más con el corazón que con la cabeza, con continuas alusiones alas familias de los presos y dirigentes huidos e invocaciones genéricas al sentimiento patriótico catalán y la cita de un reguero de autores.

Tampoco han faltado alusiones genéricas al bienestar y la cohesión social o la mejora de la economía, pero no ha concretado medidas en el ámbito de la sanidad, la educación o las infraestructuras. También se ha echado en falta, por ejemplo, alguna referencia al nuevo sistema de financiación que el Gobierno quiere negociar con las comunidades autónomas.

Más información